Mi corazón trazado en tinta... Las mejores entradas de Presentimientos

martes, 7 de febrero de 2017

💖 Tu amor me causa dolor - Capítulo 4




      Aunque yo vivía una relación parecida a la de mi amigo Ricardo, el desamor total, de alguna manera me parecía cómico todo lo que hacía para que su esposa no descubriera nuestra amistad, porque según él no lo comprendería. Por eso o por la escopeta que la mujer guardaba en el clóset, esperando nomas un solo motivo para usarla.

-Tengo la sospecha de que me sigue-me había dicho mi amigo aquella tarde
-¿Qué tendría de malo que sepa de nuestra amistad? Le había preguntado- Entonces con su natural comicidad me había dicho:
-Descubrirá enseguida lo mucho que te amo y nos matará a ambos.

 -Así que  por eso es todo esto- le había dicho al ver el cartel de feliz cumpleaños, los paquetes de globos y los peluches.  
-Si corazón, si llega...Le diré “Mi amor, siempre te quejas de mi falta de romance y de no recordar tu cumpleaños .Estoy preparándote una fiesta sorpresa... ah mira ella es mi amiga María”   En ese momento tu sonreirás dulcemente, no, no tanto y la saludarás de beso sorprendiéndola
O “amansándola” -pensé
-En serio ¿No crees que eso te funcione, verdad?
-Claro-me había dicho con sobrado optimismo- De modo que sobre la mesa de su oficina siempre que llegábamos sacaba el cartel de cumpleaños, los globos, todo preparado por si su celosa esposa llegaba sorpresivamente.

      Pasábamos largas horas platicando, de nuestros respectivos verdugos, del trabajo, de nuestros sueños, nuestras tristezas, de la vida y la muerte…la reencarnación, del más allá…siempre terminábamos con el tema de los grandes amores y de nuestra amistad, la cual era sublime, superior a cualquier amor, que trascendería más allá de la muerte.
         Continuamente me repetía, siempre contarás conmigo, nunca, nunca dudes de que siempre estaré contigo.



     A medida que la mala relación con mi esposo se acentuaba, más requería de la fuerza de la amistad de mi amigo. Nos veíamos casi a diario. Él inventaba exceso de trabajo y …a mi verdugo no le interesaba lo que hiciera en mis horas libres, en tanto la casa estuviera brillante como una taza de porcelana y mi cheque llegara a sus manos, ni siquiera me preguntaba donde pasaba mis tardes…yo… justificaba su indiferencia pensando

ME AMA Y ES POR ESO QUE CONFÍA EN MI.

      Mi fiel y leal amigo estaba al pendiente de todo lo que se relacionara con mi vida, ofreciéndome su apoyo incondicional…
Dios… qué  habría sido de mí sin él.
      
   Esa tarde Ricardo me había dicho al teléfono que me tenía una sorpresa y visiblemente emocionada lo saludé mientras subía a su auto. A medida que nos alejábamos de la ciudad empezaba, como una niña que sale por primera vez a bombardearlo con preguntas.
-¿A dónde vamos? Sabes que no podemos ausentarnos por muchas horas… ¿no estamos ya muy lejos…falta mucho para llegar?
-Ya lo verás -me decía con esa sonrisa que calmaba mis ansias y desvelos.

       Y una hora después llegamos a una casa a las afueras de la ciudad.

-Le faltan algunos arreglos pero anda pasa…-Me animaba lleno de entusiasmo-Será nuestro nuevo lugar, no podemos arriesgarnos a que la loca de mi mujer llegue a la oficina y con su dichosa escopeta nos mandé al cielo…porque ahí estaremos, pero aún no.  Además con los problemas que tienes con tu verdugo, quiero darte un juego de llaves, tómalas, sé que no lo dejarás, no en este momento, pero y si un día te echa a la calle…no podrás ir con tus padres, lo sé. Si eso sucede, quiero que tengas donde estar.
     Tomé las llaves al tiempo que una tibieza envolvía mi alma, sollozando mientras una punzada de dolor me partía el corazón… me abrasé  a él, que enjugaba con sus manos mis  lágrimas, de dolor por el desamor que me consumía y de felicidad…de lo afortunada que era, al contar con su amistad.
-¿Por qué no puede amarme?- Le había preguntado sofocada por el dolor- ¿Qué necesito hacer para que suceda? Pensarás que no tengo dignidad.
-No, corazón, pienso que es tan fácil amarte, nunca dudes de lo que eres y lo que vales. Pero no estamos aquí para hablar de él,solo quiero que sepas que…

NO IMPORTAN LOS PROBLEMAS, NI LO INFELICES QUE PODAMOS SER, LO QUE HALLAMOS SUFRIDO O PERDIDO, AL FINAL DEL DIA, SABEMOS QUE NOS TENEMOS Y ESTOS MOMENTOS LO COMPENSAN TODO, QUE TÚ ME TIENES Y YO…TE TENGO A TI







6 comentarios:

  1. Hola María!!

    Con tu relato de hoy martes de Presentimientos, reflexiono sobre el valor de la amistad como valor fundamental en las relaciones humanas. Y aunque a un amigo se le conoce en los malos momentos, paradojicamente es en los buenos momentos cuando también te puedes llevar algún que otro desengaño.

    El amor y el desamor siempre fueron momentos de inspiración para los poetas y escritores; tú una vez más demuestras con tu magnífica tinta este hecho tan literario.

    Te envío besos y abrazos encantado una vez más con la lectura de tus textos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel...Tienes mucha razón el amor y el desamor han sido siempre los grandes inspiradores del alma...No se si te ha pasado que a veces en los días más oscuros nace tu mejor canción,a mi me sucedió...Y si la amistad es fundamental,más en estos días,tomar un café con un amigo o amiga,te libera de esa "gabardina" que traemos de estrés, de problemas...Como siempre,muy feliz de tu llegada,un café...un vino? Podemos vernos sin que nadie nos apunte con la escopeta? :DDD Gracias querido,todo mi cariño y admiración,abracitos y besitos...IN-FI-NI-TOS :)

      Eliminar
  2. Maravillosas letras encantadoras precioso Muchos aplausos desde el palco gracias amiga un fuerte abrazo amiga :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y maravilloso tú mi querido Isidro...Con humildad agradezco vuestros aplausos...Besitos y un abrazo gigante querido amigo...!!! Te quierooooooooo :)))

      Eliminar
  3. Llegué demasiado tarde para salvar Maria de su verdugo. Ricardo llegó en el frente. Aguardemos los próximos movimientos de esta historia. Quedaré por cerca, para ver si aún tengo alguna oportunidad o se tendré que volver solito y cabisbaixo para lo Brasil. Sin embargo, que venga la felicidad de Maria en primer lugar, ahora que ella encontró uno refugio y una amistad que parece verdadera. Y que no tengamos que conocer la pontaria de la escopeta.

    Besos muy cerca de usted, Maria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Você nunca chegar atrasado com Maria, aqui dizemos "nunca é tarde demais quando a alegria é grande" Milhares de graças por ser meus Presentimientos .... Eu te amo infinitamente infinitos beijos ... também :)

      Eliminar