Mi corazón trazado en tinta... Las mejores entradas de Presentimientos

viernes, 18 de octubre de 2013

💖Un día cualquiera

      Y así, lentamente, fui superando el hecho de que debía olvidar ese sueño de ser cantante, de conquistar grandes escenarios…de escuchar mi música rodeando la faz de la tierra.

      La nube gris de la desolación se había esfumado ante las risas de mis niños, como nunca el trabajo educando mis ángeles me ayudó….Encontré  el verdadero sentido de  la frase  NO TE PREOCUPES, OCUPATE…Por las tardes, acompañando a mi padre en sus luchas sociales…Y las noches mi corazón se entregaba a Christian “Como las aves vuelan hacia el sol.”

     Pero, no voy a mentirte, diciéndote que ya todo marchaba muy bien…aunque estaba sanando mi alma, aún había momentos  de inevitable nostalgia, en que entraba al estudio, recordaba los preparativos que con que había construido mi castillo de la fama…Me ponía a escuchar de mi música, recordando las noches en casa de Lilí, los ensayos, las veladas maravillosas declamando y cantando…recuerdos…bellos… que iban hilvanando nuevamente mis sueños.

     Irasema se había casado, era plenamente feliz…esperaba un hijo de un hombre extraordinario que hasta la fecha la ha mantenido enamorada y feliz.

     A Lilí no volví a procurarla, me enteré por una conocida en común  que estaba muy bien, actualmente realiza conciertos privados con su impresionante voz. Hay momentos en que la añoro y extraño pero cada una seguimos rumbos diferentes.

     De Antonio…permíteme que me quede con algo de él…No podría contarte mucho, necesito pensar que está bien, que es feliz en compañía de su hija, porque recordar la realidad es demasiado doloroso. ¿Aceptas me guarde eso para mí? Gracias.

    Esos momentos en el estudio y de añoranza eran mi pequeño secreto, procuraba entrar cuando Christian no estaba y sonreír felizmente al verlo llegar, no quería que descubriera la tristeza por mis anhelos perdidos, no quería que me viera débil… sin saber a ciencia cierta porque evitaba mencionar algo sobre mi sueño de ser cantante.

       Aunque Christian nunca había grabado musicalmente, tenía una trayectoria  mucho más reconocida que la mía, era llamado CHRISTIAN,EL BALADISTA DEL MOMENTO, lo invitaban a muchos eventos, radio, entrevistas de televisión y en muchas ocasiones lo acompañaba, incluso llegamos a cantar en dueto en varias ocasiones, sin embargo, no sé cómo, mis participaciones con él se fueron distanciando, por algún compromiso en casa o de trabajo y llegó un momento en que él brillaba intensamente como cantante y yo en casa lo veía a través de la televisión, sin darme cuenta me había ido alejando del medio artístico.  Christian se  veía feliz, y sus detalles  románticos para conmigo, la alegría y el buen humor no lo  habían abandonado.

       Pero, si, YA SE, siempre hay un pero J Mi alma me pedía algo más…necesitaba un sueño. Algo que me ayudara a enterrar definitivamente esa pequeña esperanza que rondaba en mi interior de ser cantante.

     En los medios de comunicación las malas noticias sobre la corrupción estaban a la orden del día…A mi mente llegaban las notas de los suicidios ocurridos por la trágica crisis del país, en las altas esferas quienes se habían enterado de lo que se avecinaba habían tomado sus “precauciones”, pero eran una poderosa y corrupta minoría…Corrupción…Entonces pensé en mis pequeños ángeles, si desde niños se sembrara en ellos la semilla vocacional, los valores que conlleva ejercer dignamente una profesión…Al llegar a una edad adulta podrían ejercerla con honradez y principios solidos…Corrí a por una libreta y empecé a escribir …Rápidamente me llenaba de información, tenía que tener muchos sustentos, ejemplos, de la falta de interés vocacional  y prácticas carentes de ética, abundaban.

     Esa tarde de otoño Cuando Cristian llegó le dije, mientras acarreaba pilas de libros y periódicos al estudio:

-Empezaré a trabajar con una investigación…Educativa- él me vio con ¿lastima? ¿Sorpresa? ¿Consternación? No  me importó, sonreí ante el inusitado sueño que crecía en mí.

    Ahí iba de nuevo, María del Socorro Duarte persiguiendo otro sueño.
J



UN DÍA CUALQUIERA

Un día cualquiera
cuando mi alma menos lo esperaba
otro  sueño nació…sin anunciar su llegada.

un día cualquiera
desplomando los castillos del “hubiera”
¡Sin  nada en esta vida pasajera…!!!
de nostalgias varadas en medio de la nada
otro sueño nació…sin anunciar su llegada.


Renacía en mi pecho la pasión
por crear, escribir y por luchar
nuevamente encendido el corazón
nuevamente navío… en atrayente mar.

Un día cualquiera
cuando mi alma menos lo esperaba
otro sueño nació…sin anunciar su llegada.











6 comentarios:

  1. como siempre me apasiona la lectura de tus relatos,creo que a todos los lectores le debe pasar lo mismo,ya que nos incluyes eso lo hace mas emocionante,en cuanto la la poecia muy buena esta bien en el relato y fuera de el,te felicito abrazo y besos alumbrando un lindo cielo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JORGE QUE BELLO SOL...Alumbrando mis "Presentimientos",Me encanta que te apasione el relato,saber que algo de mi corazón pasado en tinta es gustado y disfrutado me llena de emoción,Bendiciones hasta el sol y besos todo correspondido,para mi querido amigo...!!!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. HERMOSISÍMA PILAR...!!! Es la primera vez que me visitas,ojalá regreses a embellecer nuevamente mis "Presentimientos" Gracias por llegar y me alegra mucho que te haya gustado el poema,saludos y el amor contigo SIEMPRE ♥

      Eliminar
  3. Es la esperanza Mari, las ganas de luchar y de vivir, hermoso amiga, felicitaciones, un gran abrazo
    Renacía en mi pecho la pasión
    por crear, escribir y por luchar
    nuevamente encendido el corazón
    nuevamente navío… en atrayente mar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. HERMOSAAAAAA...!!! Así es,tengo un corazón esperanzado,que alegría tenerte por acá,ya te quiero como si nos conocieramos de siempre,bella tu presencia,tu talento y amistad...El amor contigo preciosa y miles de bendiciones...!!! ♥

      Eliminar