Mi corazón trazado en tinta... Las mejores entradas de Presentimientos

martes, 20 de septiembre de 2016

AMOR A INTRAMUROS

      



       Como ya te contado antes, papá fue un campesino, sus tierras eran las mejores en todo el valle, sin embargo, por sus luchas sociales muchas veces viajaba, por largos periodos a la Ciudad de México, aunque mamá era muy buena administradora llegaba el momento en que los víveres se agotaban.Era fácil saberlo…Cuando eso sucedía mamá no tenía reparo en vender lo que tuviera por sobrellevar el mal tiempo. Y mi hermano José Luis y yo sabíamos muy bien cuando eso sucedía…Tomaba sus joyas y salía a la calle, luego regresaba sin las joyas y con grandes bolsas con comida.

     En ése tiempo su mejor amiga Leonarda era la única en quien mamá confiaba, nunca vi a mi madre llorar, ni siquiera cuando mis tíos la recriminaban por ser una madre soltera, pero si alguna vez lo hizo, sería solamente en el hombro de Leonarda, su amiga.
     Cuando papá se ausentaba, llegaba la amiga de mi madre, bajo sus brazos, muy bien guardados traía consigo latas de leche o juguitos de durazno. Leonarda era más que una amiga, su hermana.

     El amor en casa hacia nuestro padre era muy fuerte y a intramuros, podríamos tener carencias, pero nadie había que lo supiera. Mamá decía:
      La mejor manera de querer a su padre es guardar silencio, nadie tiene que saber si algo falta, al fin que después de la escases llega la abundancia.  Mamá sabía muy bien como solventar las necesidades aunque cuatro hijos no se la hacían fácil, ella y papá lograron sacarnos adelante.

       Papá se enfrascaba en sus luchas sociales y mi madre nunca lo interrumpía en sus viajes para exponerle nuestras necesidades, cuándo papá llegaba  “todo estaba bien”  y con él venía la abundancia.

     Hoy en día hay una generación de parejas que no desean tener hijos, algunos lo atribuyen a que deseen disfrutar la vida en pareja, otros a que la “la vida está muy cara” y que no tiene caso traer hijos al mundo a sufrir carencias….
      Yo creo que la vida siempre ha sido cara, la diferencia es como vivirla y administrarla, antes las familias eran numerosas, pero el dinero no se dilapidaba, se vivía acorde a lo que se ganaba.
       Nadie dice que es malo aspirar a la comodidad, pero no hay que hacer de ello una necesidad.
       Irlanda es el país donde se han dado mayor nacimiento de bebés ¡Pues que viva Irlanda…!!!  La certeza de que siempre habrá niños, ya no se habrá  de perder.



       La vida nos ofrece otros placeres que podemos disfrutar, un paseo al campo, un viaje por carretera, pararnos a comer un guisado bajo la sombra de un frondoso árbol… Porque tiene que ser en restaurante una cita y con velas? Porque no puede ser bajo la luz de la luna y las estrellas…? En la simplicidad de las cosas se encuentra una felicidad a la espera.









martes, 13 de septiembre de 2016

Y EL CIELO....HABLÓ

         
     

     Meses después de la perdida de Ricardo  mi verdugo seguía levantando murallas y pareciera que a la  muerte de mi amigo  se  había engrandecido.

“Ricardo…”


-¿En qué piensas?-Me había preguntado  mientras desayunábamos-No me lo digas, en tu amigo.No pensé que te afectara tanto ¿Hasta cuándo vas  a superarlo? Bueno…
-Fue el mejor.El mejor amigo que pude tener
-Pues, al menos no tendré que preocuparme por pagarle, le debía demasiado dinero…-El comentario sarcástico acompañado de una risa burlona lastimó mi corazón y levantándome de súbito me fui a la habitación. No tenía humor para su crueldad.

La actitud lo ofendió tanto al grado de seguirme

-Me dejaste con la palabra en la boca
-No es así, tengo cosas que hacer
-Estas muy alzada, que no vuelva a suceder.

         Estaba ya en mi tocador, en mis manos el pequeño cuadro de margaritas, que me regalara mi amigo, en mi mente una plegaria

“Ricardo, ayúdame por favor, dame las fuerzas que necesito”

-¿Supones que me llevaré esta camisa al trabajo? ¿Se te ha olvidado cómo planchar?-La voz molesta de mi verdugo me devolvía al presente.
Entonces, con una fuerza inusitada, hablé:

-Si no te gusta como plancho, llévala a la   panchaduría
-¿Qué estupidez estás diciendo?

-Lo que oíste…-una cachetada me impidió terminar la frase,  me había tirado sobre la cama, apretando mi cuello, una sombra oscureciendo su mirada, mientras en voz muy baja me decía:

-Si esto es lo que quieres, golpes, púes te los daré

-Déjame… Suéltame...-Le supliqué, tuve mucho miedo, fingí sumisión porque sabía que sólo eso me salvaría…mi verdugo estaba fuera de control, a diferencia de otros tiempos en que súbitamente cambiaba de actitud pidiéndome perdón casi instantáneamente en esa ocasión su ira no desaparecía, pero hubo algo, algo lo detuvo y me soltó.
-Perdóname…
Mi súplica lo había calmado y poniéndose rápidamente de pie se marchó.

        Tan pronto como se fue, tomé una maleta y eché algo de ropa, subí a mi auto y me fui a casa, sin rodeos, sin más, me dirigí a mis padres que estaban juntos en la sala, los cuales después de ver la maleta se veían entre sí.
         Sin fuerzas para continuar fingiendo, les conté todo, la farsa sostenida por tanto tiempo, la violencia de la que había sido objeto,  mi padre se había levantado recibiéndome en sus brazos, maldiciendo por mi dolor

    Algunas semanas después, cuando en mi alma había un poco de calma, decidí ir a casa por mis pertenencias, habían cambiado la cerradura.
       Una mujer que al parecer no se sorprendía al verme entró y rápidamente salió con los papeles que la acreditaban como dueña, entonces recordé…Había amado y confiado tanto en mi verdugo que le había firmado una carta poder para el pago de  los  servicios y con ese documento la había vendido. A punto del colapso me retiré, cómo podía haberme hecho eso.

       Cuando llegué con mis padres, no sabía que hacer…Cómo decirles que no sólo había perdido mi corazón, mi dignidad…sino que lo había perdido todo… Pero lo hice.     

      Cómo cuando era una niña de seis años papá me arropó en sus brazos al tiempo que me decía:
-Estoy yo aquí, soy tú padre y esta es tu casa…Deja que ese infeliz siga cavando su propio  infierno.

          Si, hay momentos en la vida en que pierdes mucho más que un  corazón.    Hay momentos en que te quedas vacía no sólo del alma, pero qué es lo material a cambio de tu libertad. La nube gris, ésa que ensombrecía mi corazón en un espejismo de amor había desaparecido….Y el cielo, limpio, azulado, sereno, iluminaba mi razón.

           


    TU VIDA (Fragmento)

Tu vida es tempestuosa,arrebatada
eres llama que crece en el metal
porque a ti un corazón sentimental
te provoca estruendosa carcajada.

Tu vida fue mi vida en algún tiempo
y soñé con cambiar tu ser glacial
fui tonada sin eco y a destiempo
que no endulzó tu oído artificial.

Vamos ya caballero indiferente
¡Dale a tu vida riqueza....espiritual...!!
aunque te halles de mi lejano y ausente
Yo te deseo...Tengas felicidad.









Hay momentos en nuestras vidas en que debemos marchar de donde ya no hay mas,de donde ya no se puede luchar,porque es demasiado el sufrir ,porque también llega un día en que el corazón se cansa de tanto amar y entonces casi pueden convencerme de que nada es para siempre,sin embargo,no,no creo en eso,hay amores para siempre,no dudes en creer,yo...Aún lo espero.



martes, 6 de septiembre de 2016

EN TI






Como sabes,mi blog es sobre el amor,desde mi propia vida y perspectiva.Si el amor,no sólo ese que estremece y entibia tu corazón,que  te lleva a la gloria en un instante o el amor letal,el más difícil de vivir, que te lleva a la gloria y al infierno al mismo tiempo.

No,en la vida no todo es gloria e infierno,por fortuna hay otros amores que hilvanan esta muchas veces ajetreada humanidad,el amor a tus padres,a tus hermanos,a los hijos,a tus amigos y por supuesto,el amor a ti.

De amor y amistad verdadera,lo que puedo decirte es que he tenido la fortuna de haber conocido y conocer seres de fuerza y nobleza increíble,que me han impulsado en el camino.Uno de esos seres extraordinarios lo fue Ernesto.

Ciertamente,si de autoridades se trata,la corrupción campea en todos sus niveles,pero,como en todo,siempre hay sus honrosas excepciones y Ernesto era una de ellas.Era un policía incorruptible.

Un amigo que llegó cuando más errante y derrotada me sentía,sin mi padre,a solas,tratando de salir adelante,busqué un lugar donde refugiarme.Otros tiempos,otros lugares.

    El lugar donde conseguí instalarme estaba ubicado en una de las colonias populares que había fundado mi padre,considerada como una zona de alto riezgo,así que Ernesto llegaba alguna vez entre semana para platicar,saber como me encontraba y hablar  nuestras "pato aventuras",de él como policía y de mi recordándole anécdotas de las tardeadas por las cuales nos habíamos conocido.

      Particularmente esa tarde,mi amigo estaba muy pensativo,habían dado la alerta de  una venta de droga,la denuncia había sido echa por la esposa,cuando llegaron al domicilio, el hombre  estaba golpeando a su mujer,los compañeros de Ernesto tuvieron que detenerlo porque  casi lo mataba a golpes,pero todo eso no le dejaba mucha tranquilidad.

-Siento que tu trabajo sea tan duro

-Al infeliz no le quedarán ganas de volver a golpear a una mujer,sino me lo quitan lo mato

-Bueno,pero cumpliste con tu deber

-Si María pero a cuantos jóvenes no logró enyerbar ya con su maldita droga,discúlpame,no hablemos ya de eso,cuéntame de tus endiablados alumnitos,necesito olvidar este mal trago.

       Después de esa platica,pasaron mas de una semana sin recibir la visita de mi amigo.Algo inquieta fui a la comandancia a preguntar por él.No me dieron buenas noticias. Ernesto había sido atropellado por un auto a gran velocidad,al parecer,sus compañeros comentaban que se trataba de una  venganza por el ultimo operativo que había realizado.

    Tan pronto como pude fui a  buscarlo,su madre apenas y abrió la puerta

-No quiere ver a nadie maestra

-No,señora,seguro no sabe que soy yo,dígale que

-Lo sabe,pero no quiere ver a nadie,Ernesto ha quedado invalido,nunca mas podrá volverá a  caminar

    La señora cerró la puerta dejándome enmudecida con la  noticia.Pero cuando de amor o amistad verdadera se trata,siempre,siempre hay que dar la pelea.

     De regreso a casa , desvanecidas las lagrimas,saqué mis cuentos,mis dibujos y comencé a  trabajar en ellos,la imagen de Ernesto no se apartaba de mi mente.

Al día siguiente con mis notas y dibujos en mano,falté al trabajo y fui nuevamente casa de Ernesto,su madre,no parecía sorprendida de verme.

-Buenos días,señora,ya se que Ernesto no quiere ver...a nadie pero el es mi amigo ,déjeme pasar,si después de verlo él me rechaza le prometo no regresar.

Su madre aceptó y entré.

    Ernesto se encontraba en la parte trasera, en el jardín,ni siquiera percibió mi presencia,pero,al tocar sus hombros pude sentir su tensión y un agudo cuchillo de dolor atravesó mi corazón.me senté frente a él,pero su mirada era indescriptible,era... como si mi amigo se hubiera ido. 

Permanecí un silencio,miles de palabras iban y venían a mi mente,pero solo balbuceé:

-Hola

  Y después de una larga pausa,continué:

-Recuerdo aquella tarde en que andabas dando tu rondín y llegaste para ver como me encontraba,hacia unos meses había partido mi padre,yo,me sentía tan triste,te habías salido del trabajo para acompañarme,no hallabas que hacer para animarme,me propusiste que jugáramos a DE QUE TIENES MUCHAS GANAS y no me dejaste en paz hasta que te dije "Quisiera ver bailar a un "striper" y tú  bailaste para mi.Cuando fue tu turno me dijiste que no me haría mal decir algunas groserías,dijiste, "Si,tengo muchas ganas de escucharte decir groserías" y me hiciste gritar malas palabras,me decías,grita,anda, dilas....Ajajajajaja...hasta la vecina Bertha llegó a preguntarme si todo estaba bien porque creyó que estábamos discutiendo...Nunca en mi vida había dicho tantas groserías y me había sentido tan bien.Nunca olvidaré eso,como tampoco que cuando mi padre vivía y discutía con mi hermanos,si él te llamaba dejabas lo que estuvieras haciendo para llevarlo a conmigo..Ernesto,déjame corresponder a lo mucho que me has dado,no me apartes de ti.

-No quiero tu lastima,no podría con ello.
-Eso jamas,mira te he traído algo,es un cuento,se titula EL POLICÍA-Entonces comencé a narrárselo,como lo hacia con mis alumnos,como si le hablara a un niño.Al terminar,mi amigo,aquél de mirada adorable,volvió.

-Tú lo escribiste?
-Si
-Me gusta,también los...dibujos
-Ernesto,eres el mejor policía que he conocido,Cuando empecé a escribir los cuentos sobre las profesiones,lo hice pensando en que hay valores que se deben fomentar en los niños para que en un futuro ejerzan con verdadera profesión su vocación,como lo has hecho tú.Si esto progresa,si logro,con mis cuentos sembrar en los niños el amor a su profesión,habrá muchos Ernestos, ejerciendo con lealtad y honradez.Eres mi mejor amigo,anoche me pasé escribiendo y dibujando este cuento,inspirado en ti,mi valiente y guapo comisario.

-Lo lograrás,triunfaras con tus cuentos
.Si eso sucede,te quiero a mi lado,querrán conocer al policía que los inspiró.

   Mi amigo sonreía timidamente,hay momentos en que no se necesitan de muchas palabras,tomó mi mano y la llevó  a sus labios,luego exclamó:
-Madre,ven a ver lo que me ha regalado María

Empezaba el invierno,pero la calidez del momento nos entibió,ese tarde me quedé con él hasta caída la noche mientras su madre nos hacia de cenar llena de entusiasmo.

Ahora lo sabes,mis presentimientos,no es sólo hablarte de mi,sino de mis amigos y amigas... ELLOS y ELLAS,son el eje fundamental de estas letras.

Cuando pierdes a un ser amado,como fue mi caso,al haber perdido mi padre,después de ese duelo,fijas tu mirada en otros sentimientos que quizás antes no valorabas a profundidad,ves a tu alrededor y te das cuenta que no eres el único al que se le ha caído el mundo,que tu dolor no es muy diferente o mayor al de los demás.
   La fortaleza de Ernesto fue y es  una inmensa prueba de valentía,no maldecía reclamando al cielo "Porqué a mi?",tampoco se mostraba arrepentido de haber cumplido cabalmente con su deber, le preocupaba causarme lastima,pero aún así,ancladas sus piernas a una silla de ruedas,al sonreírme y abrazarnos,pude sentir hasta donde una amistad puede sacudir tu alma y llenarte de luz.


EN TI
In memorian de E.L.

En ti encontré la luz a mi sombría
existencia vacía ante el amor
en ti encontré la fuerza,la alegría
que protegiera mi alma del dolor.

Arropaste con risas mis lamentos
como nadie ¡Me hiciste resistir...!!
los embates ante los rudos vientos
¡Eran suaves caricias junto a ti..!!

Eras ángel de luz ante el perverso
que sin piedad nubló tu corazón
era tan fuerte tu alma,tu universo
que jamás a tu esencia doblegó.

Caballero de estrellas de agua y lirio
que en mi vida pasó siempre triunfante
caballero que amó ¡Sin ser amante..!!
y brilló como el oro bajo el río.







martes, 30 de agosto de 2016

GUERRERO DE PAZ

    


       Los días de Semana Santa  invariablemente me hacen recordar la  primera que pase y de la que tengo memoria  en el rancho de la abuela.

     La familia acostumbraba ir a la playa del Golfo de Santa Clara, no en mi caso pues mi madre temía me fuera a pasar algo, y yo  fui una niña muy sensible pero no una  que  hiciera berrinche sólo porque sí, mas mi tía Conchita era   algo así como mi hada madrina y después de mi madre si alguien conocía mis deseos era ella.  Ese día pudo  ver mi tristeza cuando veía a todos subirse a los “Pick up” con toallas, juguetes  y provisiones para su viaje  al mar, a mis primitas y primos riéndose de mí porque me quedaba. Entonces mi tía me tomaba de la mano y me llevaba adentro alejándome de la algarabía del viaje.

       Esos momentos era mágicos, me llevaba a su cuarto y mientras se arreglaba frente al espejo comenzaba a contarme historias fantásticas de monstruos marinos... que emergían llevándose consigo  niñas malvadas que en castigo eran convertidas en maléficas sirenas condenadas a la más oscura soledad del mar. Luego concluía acariciando mis trenzas con gran  dulzura diciéndome:

-Qué bueno que no has ido con ellos mi Coyito, el mar tiene muchos peligros, estás más segura aquí, en casa siempre es mejor 


        Por desgracia no todas las pequeñas que sufren discriminación tienen una tía Conchita al lado, yo sin duda fui afortunada.

        Hoy en día vivir la Semana Santa  nos invita a la reflexión y a mí me viene a la mente la niñez, los tiempos han cambiado, no así la pureza del niño. Somos los adultos quienes a veces no sabemos encauzar su camino.

        Por acá en mi tierra antes se decía “Los niños y los borrachos siempre dicen la verdad”  Hoy he visto niños que ya mienten. 

         Antes no nos permitían estar presentes en las conversaciones de los adultos, hoy en  día los niños no sólo están presentes, si te descuidas hasta te desmienten.

        Al estar inmersos en la vida del adulto reciben estrés, depresiones y preocupaciones que no debieran de presenciar pues aunque  pequeños les preocupa la felicidad de papá o mamá.

       Según estadísticas de organizaciones mundiales de la salud el estrés infantil en América Latina va en aumento.  ¡No podemos seguir creyendo que esto no está sucediendo…!!!  

        Hay que fortalecer el corazón de nuestros pequeños, educar, amar, respetándoles su niñez y sus momentos, nuestros sufrimientos si los hay, son nuestros, no de ELLOS…Aún son demasiado pequeños para cargar con eso.

         ¡Es nuestro tiempo...!! Si,es tiempo de preparar guerreros de paz que ante los lobos de mar y las inclemencias, puedan empuñar con fuerza su bandera y derrumbar los muros que haya que derrumbar por liberar su tierra.


DESPERTARES

        
 Un anhelo de vida es mi mensaje
una súplica ardiente mi deseo
de los campos el clárido paisaje
la risa de los niños en mis sueños.

Hoy en silencio la esperanza anida
el hombre ajeno de su fe se aleja
al noble corazón se les lastima
¡y nadie escucha su constante queja!

Que al fin florezca ese sentir cautivo
busca afanoso la ilusión amada
aunque es largo y difícil el camino
no desistas hermano en la jornada…

Si Titán o gitana en tu labor tropiezas
que el dolor no turbe esa lucha incesante
dale a los ríos tu caudal de penas…
y se de la vida… ¡Su más fiel amante!

Y si en el mundo olvidan tu historia
¡que no te detenga decepción tan vana!
la fe y constancia sembrarán tu gloria
¡Y habrá triunfado el despertar de tu alma..!!!






martes, 23 de agosto de 2016

LA ESPADA DEL AUGURIO

     




       Como ya te he contado, la etapa más difícil de mi niñez fue a los cuatro años, edad a la que ingresé a la única Escuelita del rancho de la abuela.

    Mi madre me levantaba a las cinco de la mañana pues duraba una hora en bañarme, cambiarme y cepillar mis largos cabellos como si en ello le fuera la vida, me jalaba tanto  al trenzarme que he atribuido a eso mis ojos rasgados.
      Luego me daba el desayuno que consistía en un filete, frijoles refritos y un vaso con leche recién ordeñada y de "lonche" para la Escuela unos tacos y un pequeño refresco de Coca Cola, en ese tiempo nadie hablaba de la alimentación balanceada. Mi abuela poseía un rancho muy grande y próspero, se dedicaba a la cría de ganado, cerdos, guajolotes, gallinas y todo animalito que tuviera pies, ella lo criaba y en eso consistía el menú.

       El profesor lejos de intervenir o considerarme por ser la más pequeña o por el favor que mi madre le hiciera al haberme inscrito sin tener la edad para que él conformara su grupo y le dieran su plaza  era sumamente injusto y duro  conmigo. Tan sólo a la salida, cuando mi madre llegaba a recogerme acariciaba mi cabeza y le decía que yo era una niña muy inteligente, mi madre sonreía y eso me hacía feliz.


   Así que CON, SIN Y EN CONTRA DE TODO a los 5 años aprendí a leer y escribir.

     En el primer verano de las vacaciones escolares, mamá conoció a mi padre y todo cambió. Mis padres se casaron, nos fuimos del rancho de la abuela y me cambiaron de Escuela.

     Para mi segundo año de primaria, el maestro que me tocó era un verdadero ángel. Sus clases "una fiesta del saber" a la que nunca me gustaba faltar. Un maestro con auténtica profesión.

         No olvido mi primer desfile. Todos vestíamos de revolucionarios, encabezados por mi maestro, su hermano que también lo era y dos profesores más iban al frente. Mi profesor iba personificando a Emiliano Zapata y así el resto representando a los demás caudillos de la Revolución, montados a caballo. Nunca olvidaré esa mañana. El orgullo con que dirigían el desfile, pero, no fue en ese bello recuerdo donde germinó mi deseo de ejercer la Docencia sino al evocar aquél mi primer año en la Escuela del rancho. Después, ése 20 de Noviembre mientras marchábamos, marcando el paso, vestida como "Adelita”, al contemplar a mi profesor sonriendo, imponente, lleno de orgullo, mientras éramos ovacionados por la gente del pueblo, fue ahí, donde mi deseo se amalgamó y me dije:
"Yo quiero ser maestra, algún día lo seré"

      Años después confirmaría mi decisión hacia la docencia y jamás permitir el maltrato a ningún niño que estudiara  bajo mi cargo, como había sucedido conmigo.


Si, los niños también sufren, no todo es juego, risas y desbordante fantasía.

    Es por eso, al abrir las puertas del aula, como maestros debemos procurar darle en esas horas de enseñanza experiencias, gratas, divertidas, que al menos por ese momento olviden lo que sea que se tenga que olvidar, que rían, disfruten, aprendan y su corazón de niño se fortalezca.

     Todo ello es en parte el motor que impulsa mis cuentos sobre los oficios y profesiones, necesitamos sembrar en los niños su intención vocacional. Necesitamos profesionistas con verdadera vocación en todas las áreas de trabajo.

Docentes que hagan de sus aulas el mejor espacio de aprendizaje.


     No olvidemos que  en el futuro nuestros niños llevarán las riendas de la humanidad. Nos corresponde a Padres de familia, Abuelos, Maestros y Educadoras, forjarles con nuestros VALORES una ESPADA DEL AUGURIO para que llegado el momento, ante los embates de la vida, puedan ver más allá de lo evidente y tomar con firmeza y sabiduría las decisiones que se les presenten.
   Al nacer, no es llanto sino un grito el que expulsamos, el grito de triunfo ante la vida. Luego entonces, si hemos nacido guerreros y guerreras  ¡No nos conformemos con menos...!!!


“Ser guerrero o la ninfa desvalida,
ser Titán o gitana, es tu fortuna
Simplemente existir ¡Amar la vida...!!!
sean tu fe y el amor, ésa fuerza
que impulse tu armadura.

Simplemente existir y enamorarme
de la risa de un niño, del paisaje
a la pluma fluida abandonarme...
¡Soy apenas, quien plasma su mensaje...!!!”







martes, 16 de agosto de 2016

POR UN AMOR TAN PURO

      



         Estos días de invierno me recuerdan aquéllas mañanas de tibio sol….Mi padre estaba restablecido y tan sólo a unas horas de que  lo darían de alta del hospital. Mi madre y yo  siempre nos hemos organizado muy bien cuando de atender enfermos se trata. Ella cuidaba de mi padre por la mañana y en la noche, después de todas mis actividades como luciérnaga llegaba yo.

     Mi madre tiene el don de ganarse el afecto y la simpatía casi de manera instantánea de la gente, es muy platicadora y humana…así que ya había hecho amistad con las enfermeras de la clínica y la encargada de llevar los alimentos le tenía tanto cariño que siempre le llevaba sus comidas y la jefa de enfermeras del turno nocturno, tan estricta y parca como bella me cedía una de las camas del pabellón donde estaba mi padre para que no durmiera en el piso. Y por petición mía me hablaba cada que tenía que suministrársele el medicamento a mi padre pues me gustaba ser yo quien lo hiciera.

      Esa noche mi padre aún estaba despierto

-Hija…mi Socorrito
-¿Cómo estás padre? Veo que muy bien 
-Me preocupa tu cansancio hija
-Y ¿quién te ha dicho que me canso?
-Cuidas de mi toda la noche, casi sin dormir de aquí te vas al trabajo…Luego atender tus estudios, tú casa…es mucho hija…
-No.no es así papá…Me siento muy bien, EN SERIO
-Hija, sabes que recordaba hace un rato
-Que papá
-Cuando fuimos a visitar a Alberto, allá al Ejido
Y solté la carcajada
-Ajajajajaja…

Mi padre complacido de verme reír continuó

-Fue a los primeros meses que me casé con tu madre…en estas fechas de invierno…Tu madre y tú vestían de abrigos rojos…

Entonces… sintiendo una tibieza en mi alma agregué...

-Sí, lo recuerdo…Esa noche el carro se descompuso dejándonos varados a medio camino…mamá y tu decidieron que continuáramos caminando, de rato  viste que venía un auto y le hiciste la parada, pero se fue de largo como un bólido…Cuando llegamos a casa de Alberto se sorprendió al  vernos  y te dijo “José ,qué andas haciendo a estas horas, es muy peligroso, yo venía del pueblo y he pasado un susto.Pero Dios me cuidó….en el camino que se me aparece  un diablo…con su esposa diabla y su hija diablita…Entonces Alberto nos vio a mi madre y a mi vestidas de abrigos rojos y se soltó riendo…” Éramos nosotros que susto le dimos Ajajajajaja...

-Mi padre soltó la carcajada y reíamos sin parar…

    No había cansancio ni  tristeza, todo incluido el aún latente  amor por Cristian se esfumaba ante la tibieza en mi alma,el amor a papá, ése calor  que abrigaba y hacía resplandecer mi corazón.





     Mi vida afectiva no ha sido sencilla,hay días que no son sencillos para nadie,también hay quienes te dicen NO VIVAS DEL PASADO...Pero a mi,hay momentos de mi pasado que impulsan mi vida,que ahuyentan la melancolía y que me recuerdan lo fuerte que soy ante la adversidades de la vida.Y sabes...Lo más glorioso es pese a todo seguir caminando,seguir adelante,aún cuando no haya más camino por andar....Abrirlo,cuando el amor es puro,bien vale caminar. 





CAMINAR

Que importa
caminar por el mundo
en soledad sin par
que la gente te juzgue
por no saber amar…

Que importa
otros sueños  esperan
con un nuevo fulgor
camina en paso firme…
¡No temas al dolor!


Que importa
caminar bajo nubes
entre un vendaval…
toma de las tormentas
aires de libertad

Por un amor tan puro
¡Bien vale caminar….!!!