Mi corazón trazado en tinta... Las mejores entradas de Presentimientos

martes, 6 de diciembre de 2016

ESPERANDO UN MILAGRO

          


       Camino al trabajo  hay un joven que vende periódico, en principio le temía, pues siempre está gritando, a veces de manera desaforada, por lo regular aparentemente “incoherencias”. 
     En una ocasión decidí pasar por ahí caminando, me llamaba la atención su personalidad, su lucha de cada día por sobrevivir, literalmente. Tomando la oportunidad que le da el Periódico de trabajar más dignamente de lo que muchos pudieran hacer. No sabía que haría, pero me llamaba verlo. Así que me dirigí a la avenida, en el trayecto se acercó a mí un  hombre, parecía haberme leído la mente
-Pobre joven, ¿verdad?
 Ambos estábamos en la esquina y sin voltear  a ver a mi extraño acompañante, observando al joven, le respondí
-¿Pobre? ¿Porque?
-Era el mejor de su clase en la Universidad, cuentan que trabajaba y estudiaba pero muchas veces se pasaba los días en blanco, sin comer, por ayudar a los gastos de la casa, el padre presionaba demasiado….la falta de alimentos y el exceso de estudio y trabajo  le provocó ese daño en su mente.
-Ohhh…

     Soy demasiado sensible y  ésa mañana me regresé a casa muy triste, cargada de intensidad.

      En estos días he pasado continuamente por donde se pone  el joven  y  la otra tarde al  hacer el “alto”  en mi auto lo escuché gritar:

“Cuidado. Cuidado con esos pensamientos…Con esos malos pensamientos, no vienen de tu mente, no, no, vienen de tu corazón, sí ese corazón que ahora mismo late en ti…De ahí vienen…Y te pierden…”     
    
       Ignorado por muchos, llamado loco por otros, atraído por mi sensibilidad me quedé con esas palabras, culpamos tanto al corazón de nuestros hechos y en el nombre del amor  padre o de madre se exigen a veces tanto a sus hijos  y con el más grande egoísmo. Y pensé cuánta razón había en esas palabras,para muchos incoherencias de una mente perdida...Para mi una señal de razonamiento ante la vida.

       Sé que mi blog es sobre el amor y quiero decirte que este no era el relato del que quería hablarte, iba a escribirte sobre amores divinos en estos días bendecidos, más las palabras de ese muchacho quizás para otros sin sentido se quedaron en mí, las traigo aún conmigo y es que al fin de cuentas ¿No fue falta de amor lo que ha ése joven lo ha llevado ahí…? ¿Perdido…?

        El mundo es tan caótico a veces…veo a mi alrededor tantas injusticias, que por momentos el desánimo llega a mi… el hombre lleno de soberbia y la  guerra aun latente en algunos lugares de la tierra, sin embargo, también veo otros actos de fe y alegría. He visto un grupo de jóvenes dándole de comer a un anciano que yacía  a las afueras del mercado. Vi a una pareja sonriendo, llevando a sus hijos  de la mano. No, no todo se ha perdido, ni siquiera ése amor que de mi lado se ha ido.

     Soy mujer de fe, sigo creyendo que aún en el día más nublado se filtra un pequeño rayo de luz desde puedes reír, soñar y esperar un milagro.
Felices fiestas decembrinas…!!!














ESPERANDO UN MILAGRO

     




           Camino al trabajo  hay un joven que vende periódico, en principio le temía, pues siempre está gritando, a veces de manera desaforada, por lo regular aparentemente “incoherencias”. 
     En una ocasión decidí pasar por ahí caminando, me llamaba la atención su personalidad, su lucha de cada día por sobrevivir, literalmente. Tomando la oportunidad que le da el Periódico de trabajar más dignamente de lo que muchos pudieran hacer. No sabía que haría, pero me llamaba la atención verlo. Así que me dirigí a la avenida, en el trayecto se acercó a mí un  hombre, parecía haberme leído la mente
-Pobre joven, ¿verdad?
 Ambos estábamos en la esquina y sin voltear  a ver a mi extraño acompañante, observando al joven, le respondí
-¿Pobre? ¿Porque?
-Era el mejor de su clase en la Universidad, cuentan que trabajaba y estudiaba pero muchas veces se pasaba los días en blanco, sin comer, por ayudar a los gastos de la casa, el padre presionaba demasiado….la falta de alimentos y el exceso de estudio y trabajo  le provocó ese daño en su mente.
-Ohhh…

     Soy demasiado sensible y  ésa mañana me regresé a casa muy triste, cargada de intensidad.

      En estos días he pasado continuamente por donde se pone  el joven  y  la otra tarde al  hacer el “alto”  en mi auto lo escuché gritar:

“Cuidado. Cuidado con esos pensamientos…Con esos malos pensamientos, no vienen de tu mente, no, no, vienen de tu corazón, sí ese corazón que ahora mismo late en ti…De ahí vienen…Y te pierden…”   
      
       Ignorado por muchos, llamado loco por otros, atraído por mí sensibilidad me quedé con esas palabras, culpamos tanto al corazón de nuestros hechos y en el nombre del amor  padre o de madre se exigen a veces tanto a sus hijos   con el más grande egoísmo. Y pensé cuánta razón había en sus palabras.

       Sé que mi blog es sobre el amor y quiero decirte que este no era el relato del que quería hablarte, iba a escribirte sobre amores divinos en estos días bendecidos, más las palabras de ese muchacho quizás para otros sin sentido se quedaron en mí, las traigo aún conmigo y es que al fin de cuentas ¿No fue falta de amor lo que ha ése joven lo ha llevado ahí…? ¿Perdido…?

        El mundo es tan caótico a veces…veo a mi alrededor tantas injusticias, que por momentos el desánimo llega a mi… el hombre lleno de soberbia y la  guerra aún latente en algunos lugares de la tierra, sin embargo, también veo muchos actos de fe y alegría. He visto un grupo de jóvenes dándole de comer a un anciano que yacía  a las afueras del mercado. Vi a una pareja sonreir , llevando a sus hijos  de la mano. No, no todo se ha perdido, Ni siquiera ése amor que  de mi lado se ha ido.

     Soy mujer de fe, sigo creyendo que aún en el día más nublado se filtra un pequeño rayo de luz desde puedes reír, soñar y esperar un milagro.












martes, 29 de noviembre de 2016

CON ALMA DE NIÑO

        


        Mi padre siempre decía "Nunca pierdas la fe en el ser humano". nunca lo veía triste, pero era fácil saber cuándo lo estaba, pasaba largas horas sentado debajo de la sombra del enorme árbol yucateco de nuestra casa.La primera vez que de niña le pregunté en que pensaba, me dijo “Espero hija, sólo hago oración y espero la ayuda del Señor”.

      Papá supo llevar mi preparación de manera recta y ascendente, siempre a mi lado, cuidándome, de tal suerte que cumplí mis 19 años ejerciendo como  docente.

          La colonia donde él me ayudó a fundar el primer jardín de niños para la obtención de mi plaza estaba conformada por familias de diferentes Estados de la República, una comunidad conflictiva que poca importancia daba a la Educación, mucho menos si era llevada por una jovencita ,casi una niña, pues  encima aparentaba menos edad.

      Carlitos,uno de mis alumnos, a sus cinco años era un niño muy despierto y cuando vi que caía la tarde y no llegaban por él. Decidí llevarlo a su casa.

       Eran las siete, ya oscurecida la tarde. El pequeño no tuvo ningún problema en irme guiando hasta llegar a su   casa  era una residencia de dos pisos con una barda altísima. La enorme puerta estaba entre abierta, entré.Carlitos se adelantó corriendo, varios hombres subían “mercancía” en una camioneta “Vans”.Hasta que  me vi rodeada por ellos y enormes lámparas fijaron su reflector en mí, me di cuenta que estaba como luego dicen “En un lugar equivocado, en el momento menos indicado”.

          En menos de un minuto, fui conducida al interior Carlitos abrazaba con júbilo a su padre.
-Papi mi maestra me trajo…porqué nadie fue por mí-Luego de abrazar a su padre se dejó venir arropando mis piernas
-Maestra,te quiero mucho.

         Su padre no me dio las gracias, tampoco dijo una palabra, pero, en ese hombre alto y corpulento, que se imponía ante mi juventud e indefensión pude ver la mirada amorosa  de un padre, ésa misma con la que  imponente les ordenó a sus hombres me escoltaran a la salida.

        Debido a que todos los colonos habían apoyado en las actividades de fundación, el Jardín de Niños lo veían como su segunda casa.Todas las mañanas se quedaban a observar parte de mi clase, Adán era un niño muy inquieto…Y su padre, muy violento, lo notaba por como lo llevaba al jardín jaloneando. Esa mañana, Adán corría de un lado a otro del gran galerón de madera, su padre había entrado como un bólido y de una cachetada lo había sentado ante el pánico de todos incluido el mío.

-¡Te han dicho que te sientes…!! –Le gritó

Dicho  esto se fue, en tanto yo, incrédula, abracé  a mi pequeño. El resto de los demás padres de familia  se fueron yendo, al parecer también ellos le temían al hombre.

      En esos días preparaba un festival con los niños, para evitarles gastos innecesarios les pedí que los disfrazaran de artistas famosos con lo que tuvieran en casa.
       Todos mis ángeles se fueron presentando adorables, vestidos como todo tipo de cantantes famosos 😊

      Minutos antes del programa, ante el nerviocismo de todos, los padres de Carlitos llegaron imponentes en su Ford Explorer del año, seguidos por   dos camionetas “Vans”. Sin embargo,  ante la sorpresa de muchos, sus empleados fueron haciendo despliegue de lujo, instalando carpas y sillas desplegables alrededor del patio de la escuela. Y a mí, me volvió el alma al cuerpo.

-¡Maestra…maestra…!!! Le pedí a mi papi que te trajera sillas-Me dijo Carlitos sonriendo, vestido con su fabuloso traje de Michael Jackson  
-Gracias corazón, Oh, sí, perdón, gracias Michael 😉  
  
         A punto de empezar el programa Adán empezó a llorar, se negaba a participar, y me acerqué a él tratando de animarlo, en ese momento su padre se acercó cuán grande era, ante el silencio y las miradas de todos, a punto de llevarse a jalones a su hijo, justo en ese momento, el padre de Carlitos intervino en mi defensa.

 -¿Qué CREES que haces?...He sabido que has estado metiéndote en la clase la maestra…Sabes quién soy ¿Verdad?  Escucha muy bien  imbécil,vuelve a tocar a tu hijo,vuelve a meterte con la maestra y te entierro vivo. ¿Te sientas o te siento?

      Cuando mi padre llegó a acompañarme en  mi programa, el  Jardín se veía primoroso, mi gente sentada en carpas de lujo.Los padres de Carlitos y Adán muy bien portados 😊 Mientras  mis pequeños Elvis, Michael Jackson, Madonna. Y Cyndi Lauper  hacían su recorrido al ritmo de la fabulosa  música de los 80´s.


                                 Entonces recordé las palabras de papá:
“NUNCA PIERDAS LA FE EN EL SER HUMANO”





AUGURIO

De cara al destino
seduce  a la vida
cruzando el camino
el alma tranquila


Traiciones que duelen
verdugos  bravíos.
recuerdos hirientes
¡Mandemos al río…!!!

De cara al destino
¡Augurio latente…!!!
buscando  el camino
trasciende tu mente.


Escucha tu canto
instinto divino
viviendo  tu llanto
¡Con alma de niño!


De cara al destino
¡Augurio latente…!!!
buscando  el camino
trasciende tu mente.


En valles oscuros
ondea tu bandera
¡Derrumba esos muros…!!!
conquista ¡Es tu tierra…!!!

De cara al destino
¡Con alma de niño…!!







Muchas veces la vida,las personas, nos sorprenden,la solidaridad no siempre llega de quienes esperamos y no por ello debemos de juzgarlo, O quizás necesitamos, mirar el camino,con alma de niño.

martes, 22 de noviembre de 2016

MI VIDA Y MI FANTASÍA





     Hace tiempo llevé a comer a Daniela  una de mis alumnitas  con las que trabajo mi Método Vocacional y que se ha convertido  en alguien muy especial para  mí.  
      Daniela parecía estar molesta y su carita de   5 años hacía un berrinche golpeando  el asiento del auto, entonces mientras conducíamos al restaurante le dije:
-¿Que sucede amor? Recuerda que eres una princesa. Y las princesas no se comportan así…
-No soy ninguna princesa –Me dijo con su voz muy triste
-¿Porque lo dices? Claro que lo eres….Eres mi princesita Daniela
-¡No maestra Socorrito…!!! Mi profesora del Colegio dice que no soy ninguna princesa que soy una niña normal  ¡No soy una princesa..!!! –Gritó Y dicho esto cubriendo su pequeño rostro empezó a llorar.
       Habíamos llegado ya al lugar  donde comeríamos y de alguna manera puede decirse que  logré distraerla un poco. En la primera oportunidad que tuve hablé con su mami y le dije:
-Habla por favor con esa maestra, no tiene ningún derecho a hacerle esto a la niña. Su fantasía, su ilusión no dañan a nadie….¡Prométeme que hablarás con ella por favor..!!

         Con mi pluma en la mano pudiera decirte que la maestra muy apenada ante la mamá de mi Dani se disculpó por el daño de sus palabras, mas no es así, esto no es una película americana,la maestra sigue siendo la misma  persona amargada, pero  se ha abstenido más en sus comentarios hacia la pequeña,  que  ha vuelto a soñar  y reír  como una princesa. 😊 Y aunque en sus venas no corra sangre real, ésos momentos de felicidad la llevarán  a ser, donde quiera que pise, una verdadera reina.








          Recordemos pues que del otro lado del mundo hay una cultura de muerte, hay niños a quienes se les arrebatan sus más puros anhelos   y se les enseña  a disparar un arma, agradezcamos que aún podemos ver a nuestros niños  jugar en calma…. ¡Apostemos por dar a nuestros pequeños una cultura de sueños, fantasía, una cultura de  vida...porque  quizás sean esos momentos el pilar y la fuerza de sus futuros días…!!









   

martes, 15 de noviembre de 2016

HILVANANDO AMOR

     La última Navidad en el rancho de la abuela fue inolvidable en muchos sentidos. Recuerdo que en  la víspera de la Nochebuena llegaron familiares a visitar a mis primos, ellos vivían en el mismo rancho el cual era grandísimo. Había un alboroto pues los parientes habían llegado con grandes cajas de regalos, primorosos juguetes de cuerda, libros con personajes que se desplegaban como por arte de magia de su paginas, ¡barbies…!!! Eran regalos para los primos, ni la abuela ni mis tíos pensaban en que la pequeña María  estaba presente, con el espíritu  ido   ante tanta  belleza que emergía de las enormes cajas de cartón, sólo mi madre, ella  si lo notó y sin decir nada me tomó de la mano y me apartó de con ellos.

          Ése día caminamos por el rancho un buen rato, fui una niña muy inteligente mas no recuerdo con precisión de que hablamos, pero  al regresar al que era nuestro cuarto me sentó a su lado, tomó una sábana blanca y algunos retazos de tela, hilo y aguja y empezó a cortar, esa noche me quedé sobre la cama atenta y absorta mientras sus manos cortaban y cocían de las telas, hasta que poco a poco el sueño me  venció.
       A la mañana siguiente lo primero que vi junto a  mi fue una tierna muñeca de trapo de largas piernas dentro de una bolsita  también de tela y varios vestiditos   ¡Cosa más bella…!!! Y abracé a mi madre recuerdo con tanta fuerza…

        Horas más tarde era Nochebuena, todos esperaban por  abrir sus regalos pero  yo no habría cambiado la más brillante envoltura ni el más caro regalo  por mi muñeca de trapo, papá ya cortejaba a mamá así que llegó trayéndome una enorme y preciosa muñeca  y la tía Conchita me regaló unos  listones  de colores brillantes para mis trenzas. J

         Esa fue la última Navidad en el rancho,  entrando el año nuevo mis padres  se casaron  en contra de la voluntad de la abuela quien no aceptaba a papá   porque le doblaba en edad a mi madre. Aunque tiempo después  circunstancias adversas en las cuales él la ayudaría le harían cambiar su opinión.


         Hoy en día quisiera pensar que ya no hay pequeñitas  discriminadas, pero la realidad es que hay muchas que no sólo en Navidades sino  todos sus días en los cuales pasan  inadvertidas, ante la indiferencia de algunos  adultos que no bajan  su  mirada ante quien está necesitada. Más mi alma es esperanzada, creo que si cada uno de nosotros aportamos y contribuimos a que esto no suceda en nuestro entorno estaremos venciendo la batalla. También pienso que no necesitamos ir al África para ver el dolor, la desigualdad y ayudar, la pequeña María está muy cerca, a nuestro alrededor ahí, ahí podemos rescatarla y no permitir que le empañen su ilusión.

    Se cuenta que en una ocasión una mujer se acercó a la Madre Teresa de Calcuta para decirle “Quiero ayudar, llévame contigo” A lo que ella sabiamente respondió “No necesitas ir conmigo, tú tienes tu Calcuta”

Humanidad a los niños
Siempre debes abrigar,
Son la luz en el camino
¡Que nos falta por  andar…!!!

Humanidad… ¡Adelante…!!!
El amor es el motivo
El brillo no hace al diamante
¡Busca el oro bajo el río...!!!













    

martes, 8 de noviembre de 2016

INVISIBLE


         


         Recuerdas cuando se pedía la prueba de amor? Dicen que hoy la prueba de amor es darle tu contraseña del Facebook a tu pareja J

      Si, alguna vez, me pidieron esa prueba de amor, Sabes?   Siempre me han seguido los chicos guapos, muy muy atractivos… pero con el alma muy muy negra…Recuerdo ese joven, y como no recordarlo, cómo me gustaba…Yo tenía 15 años, él 25…mi primer beso, mi primer amor, y la primera vez que mentí  a mi madre.

        Nos veíamos a escondidas pues él decía temer a  la reacción de mi madre por la diferencia de edad. Aún me estremece recordarlo, era tan alegre, tan dinámico, tan apasionado que claro una noche mientras abrazados contemplábamos las estrellas me pidió la prueba de amor…y ¿Sabes que le dije?  Que sí. Mentí a mi madre pidiéndole permiso para ir a casa de una amiga  a hacer las tareas y me fui. Pero esa noche, queriéndolo tanto, no tuve el valor de hacerlo, tenía miedo, no sabía a qué, pero no me atreví…no me dijo nada pero empezó a cambiar su trato conmigo, aquélla alegría, aquéllas caricias ya no eran las mismas, y cada vez su presencia era más distante conmigo, yo sabía la razón, porque me había negado a darle la prueba de amor. Mi madre para quien yo era  tan transparente como el agua me dijo…"Qué es lo que te ha dicho ese conquistador"  Lo sabía, ése era uno de esos momentos en que más necesitaba de ella, y aunque con miedo se lo dije  “Me pidió una prueba de amor, pero no pude mamá”  entonces mi madre sentada a mi lado, simplemente me dijo…"Quieres conocer sus sentimientos? Ponlo a prueba, dile que venga a hablar conmigo…Que tiene mi permiso para venir a verte "   Y así lo hice, él estaba sorprendido, atónito, entonces cuando en lugar de responderme empezó a besarme comprobé sus verdaderas intenciones,  sin decirle nada, me despedí como siempre, aunque al llegar a casa me tumbé en mi cama. Lloré mucho mientras mi madre sin saber que hacer acariciaba los cabellos de su niña.         
      Yo dejé de asistir al lugar donde nos reuníamos y supongo que entendió que era un adiós, tampoco le importó porque nunca me buscó.  
         Años más tarde nos encontramos, no por casualidad, supo por una amiga en común como encontrarme. Recuerdo que al verlo mi corazón lo reconoció palpitando locamente, era aún más atractivo que antes. Pero también recordé que se había casado un poco después de que termináramos. Me sonreía como solía hacerlo, con aquélla seducción que había despertado los primeros deseos sensuales de mi alma.
           Empezó a buscarme para platicar, hasta que una tarde tomó mis manos y me dijo “Nunca te olvidé”…yo me colgué de su cuello, soñaba con darle un beso de película al tiempo que mi pierna se levantara impulsada por el amor, y él creyó lo mismo cuando puse mis manos en su pecho, pero cerrando mis ojos a su seducción le dije “Sabes que, si no me quisiste como esposa, no me busques como amante”  
          ¿Venganza? No ¿Justicia? Siempre.
           Despedir un amor, aquél primer amor  que despertara tu primera ilusión no es sencillo pero los valores morales no pueden ser ignorados ante la seducción de la pasión, hay amores divinos y amores prohibidos…Pero no todos merecen ser vividos si llevan en su esencia el dolor de la traición.





I n v i s i b l e
Balada romántica

Como si fuera invisible
debo, continuar sin ti
aunque unos celos terribles
me consuman al partir.

Como si fuera invisible
estoy a tu lado ahora
con el corazón que añora
retener un imposible.

Como si fuera invisible
resistiéndome al deseo
de gritarte que te quiero,
de descubrirme y rendirme.

Como si fuera invisible
debo de seguir mi vida
como si fuera invisible
de amor ante ti rendida.

Como si fuera invisible…

Por un recuerdo, cautiva.