Mi corazón trazado en tinta... Las mejores entradas de Presentimientos

martes, 28 de noviembre de 2017

💖Detrás de esa sonrisa

       


     Al  igual que en el amor, a veces también por amistad se sufre, oh, sí, en mi caso no he estado exenta de envidias, de personas que crean que me mueve algún interés mezquino, ajeno a la amistad. Nada más alejado de la realidad, cuando se trata de amistad mi lealtad es, inconmensurable.

       Hace unos meses visité a una de mis mejores amigas, Lucía. Hacía mucho tiempo que no nos veíamos y mi amiga enloqueció al verme, literalmente. Me invitó a  comer, me compró unas rosas y me llevó a su casa, minutos  después de haber llegado nosotras llegó  Marisa, una amiga de ella.
-Marisa te Presento a María, ya te he hablado de ella, la quiero tanto que todo este tiempo sin verla, sentía que una parte de mi me faltaba.- Esas fueron las palabras con que mi amiga me presentó.
Entonces su amiga sin más ni más me dijo:

-Y ¿Con cuál de sus hermanos te acuestas?- El comentario no lo esperaba y apenas pude contestarle.
-Con ninguno-Marisa me veía con burla  y yo tomando mi bolso, hice el intento de despedirme y no por cobardía.

(Desde muy chica cuando acompañaba a mi padre en sus luchas sociales y estábamos en alguna reunión o negociación, cuando éramos atacados y aquella persona no merecía  la pena responderle, por debajo de la mesa palmeaba sobre mis piernas como señal de que debíamos callar, ignorar, él decía “Cuando  alguien te provoque, ve que valga la pena y si no es así, reserva tus energías para cuando nos vengan los pesados días, a veces, las guerras ni ganadas son buenas”)
Fue por eso que decidí marcharme, no valía la pena quedarme,  pero mi amiga de inmediato me detuvo.
- Nooo-Me dijo Lucia, quédate no hagas caso a Marisa, sólo bromeaba.

    A partir de ese momento la reunión se volvió muy tensa para mi, pues mi amiga se desgastaba atendiéndome con detalles mientras Marisa me tragaba con la mirada y si su ojos hubiesen sido proyectiles, me habrían difuminado.
    Más entrada la noche,  Lucia sacó una preciosa y diminuta caja  con dos finísimos aretes de oro, entonces, volteando  hacia Marisa le dijo:
- Podrías ayudarme? no veo bien, ayúdame a ponerle los aretes a María.
-Yo lo haré-pero antes de terminar la frase ya sentía las manos de Marisa poniéndomelos, no sé si intencionalmente pero me lastimó el oído, no puede evitar exclamar del dolor
- Ohm...
- Lo siento- Agregó aunque su mirada sonreía con descarada maldad.

Hubo un lapso, en que  mi amiga tuvo que salir por bebidas y entonces hablé con  Marisa.

- Escucha bien, yo no estoy aquí para quitarle el lugar a nadie, tampoco soy culpable de lo mucho que Lucía  me quiere. Su padre y hermanos me ven como parte de la familia y yo igual a ellos.
- Lucia sabe mi molestia, Roberto, terminó conmigo y yo pensé…
- No… ¿No creerás que Robert y yo? …Ajajajaja…No Marisa…estas equivocada, muchas veces me llegué  a  quedar a dormir en esta casa y jamás, jamás me faltaron al respeto, para mí son como mis hermanos.
-Entonces ¿Porque me dejó, María? Después de que lo apoyé, cuando su mujer lo botó, cuando ni siquiera él creía  en sí mismo, lo levanté del suelo, curé sus alas, para que ahora me haya terminado… ¿Por qué?

No supe que responderle, sólo la abracé conciliando sus lágrimas.

   Cuando mi amiga Lucia regresó, también volvió la misma Marisa, segura, soberbia, con su  risa burlona y glacial pero a mí eso ya no me incomodaba.

     Esa noche, bueno, ésa madrugada, al llegar a casa seguía pensando en Marisa. No lo quise, no lo pedí pero me llegó la inspiración y nació, romántica y profunda la letra de una canción, la anote rápidamente en mi poemario, enseguida la grabé con mi grabadora de bolsillo, no quería que se me olvidase. Era una balada muy bella.
     
Una semana después, fui invitada nuevamente por mi amiga Lucía, Marisa estaba a su lado. Entonces sin preámbulos le dije:
- Marisa, no he olvidado lo que hablamos- Lucía me veía interrogante pero yo continué- Sé que no te simpatizo y no quiero pedirte que cambies ese sentimiento, tú me hiciste una pregunta ese día, querías saber porqué Robert después de haberlo amado y apoyado tanto te había abandonado, ese día yo no supe que responderte, pero lo que sí puedo es en nombre de ese hombre que no ha valorado tu amor y tu entrega, en nombre de él, decirte,  lo que una mujer como tú merece escuchar.

   Entonces, tome aire, me giré y moviéndome con la gracia aprendida de una gran cantante empecé a cantarle su canción.

“Has curado mi alas y también mis heridas
has calmado mis ansias, estas ansias furtivas
y he podido volar por tu inmenso poder
me enseñaste a amar, oh divino querer…

Marisa, suave nombre de  brisa
la manzana prohibida
dulce de fantasía...
Marisaaa”

Al terminar, mientras Marisa, emocionada, secaba sus lágrimas mi amiga Lucía le dijo: - Ahora ya sabes porque la quiero tanto.



     Con la pluma en mi mano podría decirte que después de eso Marisa me adoró, pero esto no es un relato de ficción, es lo que he vivido. Ella  sigue siendo la misma pero, ya no me agrede, sabe que en mi no hay nada malo para ella. Que mi amistad es verdadera. Y yo sé,por Marisa y por lo que he vivido, que detrás de un rostro de lleno de frialdad  e ironía puede encontrarse un ser sufriendo, que quizás  la única forma que conoce de sobrevivir a su dolor es ocultándolo, detrás de una sonrisa.






Los nombres de mis amigas y el hermano de Lucia los he cambiado por respeto a sus vidas.




12 comentarios:

  1. Hola María, tu relato me ha recordado a la ley de la atracción universal y que resumiendo viene a decir que lo que das al mundo -amistades, familia, amor- y según como lo des, te es devuelto de la misma manera. Es decir, si eres una persona generadora de amor en el más amplio concepto, este regresa a ti de la forma adecuada. Si por el contrario eres generador de odios o discordias, estas volverán de alguna manera a ti. Por lo tanto, tu actitud en el caso de hoy me parece noble y bondadosa. Por ello te felicito y me felicito de poder contar con tu amistad. Un beso y de nuevo muy feliz martes de Presentimientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querido Miguel, es curioso que menciones lo de la ley de la atracción, mi amiga Lucia es una creyente ferviente de ello, ya me parece verla sonreír cuando se lo comente :)) Gracias por tus palabras tan bondadosas hacia mi persona, tú también felicitame a mi por contar con tu cariño y amistad, somos afortunados de ello...Miles de besos y gracias por dejar la huella de tu tinta indeleble en mis Presentimientos,abrazos, inmensos...!!!

      Eliminar
  2. Muchas veces el dolor de una relación rota se refleja en otras relaciones y sin darnos cuenta nos cebamos con los demás. Bonita historia, besitos desde Bilbao.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querido Manu, tienes mucha razón, a veces rematamos con otras persona que ninguna culpa tienen de nuestro estado de animo o mal humor, los sociólogos lo justifican diciendo "Es la condición humana" pero a veces, eso nos daña...Gracias por llegar mi chico de Bilbao, miles de besitos y un gigantesco abrazo..!!!

      Eliminar
  3. Definitivamente eres un sol de persona, un muy bello ser humano.
    Eres admirable María del Socorro Duarte y tus historias a través de tus letras, sencillamente encantadoras.
    Un abrazote con todo mi corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola hermosa...Qué linda eres conmigo dejándome tan bellas palabras, yo un sol y tú un cielo, hacemos le paraíso perfecto ;) Miles de gracias querida Pia, te quierooooo hermanita...!!!

      Eliminar
  4. Se trasluce claramente María, que eres muy bella persona. De las que quedan pocas. La amistad, es otra forma de Amor. Tus amistades tienen que estar muy orgullosas de conocerte.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tertulia Escritores...!!! Qué alegría recibirte en mis Presentimientos, gracias por tan bondadoso comentario, un placer compartir mis momentos de vida...Besitos y un mega abrazo de bienvenida...!!!

      Eliminar
  5. Hola querida María, efectivamente en la amistad también existe envidia a mí me ha pasado ya varias veces ..pero hace poco finalicé con una de las amistades mas tóxicas que he tenido..
    que me quería ver peor que a ella ..sí ella estaba mal yo tenía que estar peor hable para salvar la amistad sin embargo después de un tiempo otra vez comenzó finalmente me aleje.. porque no vale la pena perder tiempo con gente amargada que quiera brillar apagando la luz de los demás
    me parece muy noble tú gesto hacia ella y qué bueno que contigo cambio aunque como dices su actitud es siempre la misma con otras personas...
    yo ya no tengo paciencia para esa gente..
    todos hemos sufrido en algún momento sin embargo eso no nos da derecho para querer arruinar la vida de los demás con comentarios hirientes o actos o miradas malintencionadas ..
    muy buena historia hermosa María.. creo que muchas personas pasan por esas situaciones con gente tóxica ...
    pero que bueno que tienes amistades que te valoran y te quieren de verdad aquella persona debe haberse sentido finalmente avergonzada de su actitud después del gesto tan bondadoso y bello que tuviste te quiero un montón besitos hermanita hermosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querida Soy Liliana pe...Como bien dices, el haber sufrido no nos da derecho a arruinar la vida de los demás, lamento que hayas pasado también por estas experiencias desagradables hermanita y me alegra que te hayas alejado de esa relación tan tóxica...Gracias por tus hermosas palabras, yo también te requierooooooo...!!!
      Miles de besitos y un grandisimo abrazo hermanita bella...!!!

      Eliminar
  6. Querida amiga María, te felicito por tu bondadosa y creativa manera de conquistar una nueva amistad, porque lo aprendido con tu familia y experiencias lo has sabido utilizar para generar alegría y paz a tu alrededor.
    La amistad muchas veces no es entendida y da mucha envidia a los demás. Enhorabuena porque con tu actitud comprensiva y con tu canción despertaste el corazón tierno que había en Marisa, que había estado herido y rencoroso. Con tu generosidad y paciencia cambiaste la situación.
    Cada día aprecio más haberte conocido y contar con tu amistad, eres un cielo amiga.
    Muchos besitos hermosa María!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querida Xus efectivamente, mi padre supo formarme y enseñarme muchas maneras para afrontar la vida, al igual que mi madre...Que en gloria estén...Yo también valoro mucho tu amistad, me siento feliz de tenerte a mi lado, eres un sol y una musa divina, miles de besitos y un gigantesco abrazo linduraaaaa....!!!

      Eliminar