Mi corazón trazado en tinta... Las mejores entradas de Presentimientos

lunes, 19 de enero de 2015

SUAVE CARICIA DE VIENTO

   
        Aquél fin de semana era el primer viaje con mis indígenas después de la partida de Ricardo. Era algo que inconscientemente había estado postergando. Ese viaje, los paisajes, las muchachas, todo, todo me recordaba a él y no sabía si podría soportarlo pero  había una promesa ante él y ante mi misma de sacar adelante a las muchachas. También venían a mi mente las palabras de "Mujer que viene del Mar", aquélla promesa que le había hecho al decirle   “ME CUIDARE SERÉ FUERTE Y REGRESARE.”

       La llegada fue emocionalmente muy fuerte, tan pronto como bajé de la camioneta y  vi a las muchachas se rompió mi corazón, me sentía tan sola, libre al fin de mi verdugo pero en espantosa soledad por la ausencia de Ricardo.

     "Mujer que viene del Mar" se abrazó  a mí y ambas conteníamos las lágrimas, ésa pequeña tan frágil me sostenía para no caer, mi ser amenazaba con derrumbarse, entonces me dijo “No este triste maestra él está  aquí ahora, nunca la dejará”

     Después de las asesorías se ofreció una ceremonia de luto y bendición para Ricardo, “Mujer que viene del mar" y sus hermanas entonaron un canto acompañadas por instrumentos autóctonos elaborados por ellas mismas, según me contaron no hay una traducción sobre ese canto, su mensaje se fue perdiendo en el tiempo pero ha sido cantado por generaciones como una ofrenda a los seres que  han partido.
          Pude sentir cada palabra dulce y nostálgica como un bálsamo de amor, no necesitaba una traducción para entender la plegaria concebida en la bella melodía, en ese instante mientras se ofrecía el canto a Ricardo pude sentir su presencia a mi lado, una suave caricia de viento rosó mi piel como un suave y delicado beso…la sensación era tan fuerte, tan real que podría jurar que estaba entre nosotros…mientras el llanto corría silencioso sobre mi rostro, "Mujer que viene del Mar" entonaba  su canto con tal vehemencia, estremeciéndonos de emoción, un canto dulce, doloroso, fuerte…tempestuoso y divino como el mar, como su profético nombre.

“Él está aquí ahora…nunca la dejará” 

   Esa noche, ya en casa, al recostarme en la almohada sentí unos brazos ceñir mi cuerpo, entonces una oración brotó de mis labios…

Señor, llénalo de luz, cúbrelo con tu gloria…Y entre sueños musité:
-Estaré bien Ricardo…Descansa en paz.    


SUAVE CARICIA DE VIENTO

Suave caricia de viento
-es tu recuerdo el que llega-
Es el llanto lo que ciega
Lo que agolpa el sentimiento.

Suave caricia de viento
No se lleva mi pasado
Aún se percibe a  mi lado
Lo que añoro, lo que siento.

El tiempo no da el olvido
De tu risa, de tu voz
Porque a pesar del adiós
Sigues siendo, el más querido.

Suave caricia de viento
-es tu recuerdo el que viene-
Este corazón no entiende
Que es en vano su lamento.

Que es en vano su lamento…

Autora: María del Socorro Duarte

(Actualmente continuo coordinando la impartición de  asesorías a mis indígenas, he iniciado la fundación del  Banco de Padrinos para personas que compartan mis ideales y apoyen el pago de estudios de mis alumnos,  "Mujer  que viene del Mar" ha concluido su educación secundaria y me ha manifestado su deseo de ser Maestra)




martes, 6 de enero de 2015

MÁS AMOR

         Dicen que el tiempo todo lo cura. Pero hay que estar preparado para eso…necesitamos aceptar que siempre, siempre, hay una razón para todo, aún ante el dolor o la pérdida, así que al tiempo fui aceptando ver mi estudio vacío, sin todo aquello que en el pasado había envuelto mi vida en una nube dorada, no te creas que es sencillo, hay momentos en que contemplo la portada de mi material musical, me veo en el pasado con mi hermoso vestido dorado y aún siento cierta nostalgia…Me habría gustado conservarlo. Christian no sólo desapareció  todo lo que representaba mi carrera, mí vestuario, mis "posters", mis cuadros, también  arrojó a la basura mi amor. Guardo en un álbum  algunas fotos y recortes de mis publicaciones y entrevistas, lo poco  que logré  rescatar   en esos momentos en que tiraba todo lo que para él eran mis sueños de opio.

       En ocasiones me siento a contemplar y recordar, mas, me busco, me reconozco como victoriosa pues de alguna manera grabé mi material…viví veladas maravillosas en el grupo bohemio de Lilí, no emprendí el vuelo como muchos cantantes lo hacen, para llegar a la cúspide de la fama, no logré ése sueño de que mi música rodeara la faz de la tierra, pero como dice mi madre, todo tiene un porqué y una razón de ser.

      En aquel  tiempo mi padre se recuperaba lentamente de su operación, algo desesperado por que no podía atender sus movimientos sociales. Esto lo había hecho más dependiente de mí, a la vez discutía con frecuencia con mi hermano menor pues su carácter había endurecido, por la convalecencia o quizás la impotencia de no poder realizar sus actividades como antes lo hacía.

Una tarde llegó a casa. Lo había llevado un vecino…Se estaba volviendo común que al discutir en casa con mi madre o hermanos se viniera a conmigo.
Aunque días después se regresara pues amaba mucho a mi madre, demasiado y no sabía estar sin ella.

         Ya instalado en la casa, me dijo que había tomado la decisión de ir al día siguiente al Registro Agrario a poner todas sus propiedades a mi nombre,
 como única heredera, pues  según él, mis hermanos eran unos ingratos que en cuanto él faltara convencerían a mi madre de vender y malbaratar el patrimonio de la familia que tanto trabajo le había costado construir y que mi madre quedaría desamparada…Su decisión me dejó atónita y a los minutos le respondí:

-No papá….No puedo aceptar eso, no podría hacerle eso  a mi madre no, papito, imagina cómo se sentiría ella…Aunque fuese por bien…Te agradezco en el alma que pienses en mí, pero no puedo aceptarlo…No te aflijas, lo que sí puedo hacer es prometerte estar al lado de mi madre y apoyarla siempre. Nunca la dejaré sola papá…Y también velaré por mis hermanos, de manera inesperada, con su voz entrecortada me dijo unas palabras que nunca olvidaré

-Hija, eres tan noble…quiero que sepas que de ésta vida me voy feliz de haber sido tu padre…que has sido la mejor hija que pude tener, que pase lo que pase  te sientas tranquila y seas feliz, porque has llenado de dicha mi vida.

        Yo, al igual que tú tengo  momentos duros, cuando me siento vencida por las adversidades, cuando he tenido un mal día, cuando los muros que debo derrumbar a mi paso para avanzar parecen de  acero. Y he deseado claudicar, abandonar mi bandera, entonces  recuerdo que hubo alguien, un hombre extraordinario, que sin ser su hija de sangre, siempre creyó en mí. Un hombre que me formó y que gracias a él estoy aquí para decirte que SOMOS MÁS,MÁS DE LO QUE CREEMOS, que no claudiquemos, que en los  tiempos más difíciles, es cuando  con mayor fuerza   debemos empuñar y ondear en todo lo alto nuestra bandera…!!!   

MÁS

Soy algo más
que una simple mujer
empeñada en amar…
liberando el querer
de un verdugo  glacial.

Soy pasión y poesía
para toda la vida.

            Soy algo más          

que una flor a la orilla
de un arroyo olvidado
soy una campesina
¡con un sueño dorado!!!

Soy pasión y poesía
para toda la vida.

Soy algo más
que una estrella de mar
en la playa sin par…
mi padre un pescador
me envolvió en su abrigo,
allanando el camino
con permiso de Dios.

Solo su ser,
lograría hacer crecer
semillitas de anís…
y a una niña feliz
la llevaría también
por el bello sendero
del amor y la fe.

¡Soy pasión y poesía
para toda la vida…!!!