Mi corazón trazado en tinta... Las mejores entradas de Presentimientos

viernes, 31 de mayo de 2013

LA NACION

     ¿Sabes?  Para mí el dinero nunca ha sido importante, no lo es ahora y no lo era en aquel tiempo así que todo cuanto  percibía lo entregaba a mi verdugo sin pensarlo…para él era muy importante manejar las finanzas de la casa y si eso lo hacía feliz  era todo lo que mi ser necesitaba…pero había carencias, extrañamente el dinero llegaba pero no alcanzaba.
       Por tanto, un día mi verdugo  decidió que dos salarios no eran suficientes, que había mucho   tiempo libre en las tardes, así que debía además de mi trabajo, emplearme en otro y cuando menos lo esperaba ya estaba acondicionando el frente de la casa en un pequeño  local de comida rápida.
     De modo que en las mañanas educando a mis ángeles  y en las tardes complaciendo al verdugo, él por supuesto al pendiente del más mínimo detalle, mandando como un general, pero se  veía feliz y era lo único que a mí me importaba.

     En las madrugadas, una vez terminadas las labores del negocio debía preparar la cena, dejar adelantado el desayuno, mientras la ropa se lavaba…organizar el material del trabajo con mis ángeles y a las cinco de la mañana nuevamente de pie…para volver a empezar.

      Las extensas jornadas  no me permitían reunirme con mi amigo Ricardo y eso realmente lo sufría, lo necesitaba tanto. Esporádicamente él se aparecía  pero era muy poco lo que charlábamos el negocio me absorbía en demasía.

      Sin embargo, nada de eso importaba, al llegar al  hogar no había tiempo para sentirme cansada o desdichada, mi verdugo me llevaba a su reino de seducción…atrapando mi corazón, en suaves  sabanas. Diciéndome lo mucho que me amaba.

         Una mañana, llegué a su trabajo para una firmas y papeleo del negocio, el corazón me alertó cuando risas amorosas se escuchaban al interior de su oficina, entré sin tocar, sencillamente abrí…ahí estaba él, despreocupadamente, con el torso desnudo…detrás de él una mujer sonriéndome se acercaba a sus hombros.

-¿Qué quieres? -Fue su respuesta
-Estas… con alguien…
-Sí ¿No es obvio? ¿Qué quieres? ¡Estoy ocupado...!
-¿Cómo me haces esto?
-Estoy  O C U P A D O… ¡vete!!!

       Salí corriendo, desgarrada el alma, no por  la traición, no por la mujer, era el hecho de que me echara de su lado, a mí.
       Con la voz ahogada por el llanto apenas pude hablar por teléfono a mi amigo

-Llévame de aquí….Ven por mi, por favor….
           Ricardo llegó como un bólido,furioso,apartándome de su  lado
-¡No, no!!! Ahorita mismo me va a conocer..!!!
-Por lo que más quieras… sólo quiero irme…te lo suplico

     Y tragándose su furia, Ricardo volvió hacia mí. Acelerando el auto  nos fuimos del lugar, yo no paraba de llorar y él no paraba de maldecir…Como una autómata me dejaba llevar, una vez más el caballero de la inquebrantable armadura me rescataba. Tomaba de mi mano, Quizás me decía palabras dulces y consoladoras pero en mi mente, en mis sentidos sólo veía  a mi esposo abrazado por su amante y aquellas risas de una pareja feliz disfrutando del amor resonaban en mi mente.

     Cuando hube de terminarme las lágrimas, casi al punto del desmayo, me percaté que ya no estábamos en el auto sino en nuestro  refugio,  había anochecido.
 
-¿Qué piensas hacer?   -La pregunta que temía…
-Hablar con él, necesito una explicación…
-¿Una explicación?  ¿No te basta lo que viste?   Está bien, corazón, disculpa, se hará lo que tú digas…-Se había retirado de mi lado y me entristecí tanto -¿Por qué no podía quedarme y mandar todo al carajo?  ¿Porque en mi interior deseaba escuchar a mi esposo diciéndome  que me amaba y que lo perdonara?...sentí miedo de perder a mi único y leal compañero, de agotar su paciencia, pero regresó haciendo una pésima actuación mientras me decía:
-Nada mejor en estos momentos que una Coca Cola, tómala…necesitas algo dulce, vida

Entonces lo dije:

-Mi abuela decía
-Que por amor se perdona todo-concluyó mi frase dándome la espalda, no tan rápido como para no ver en sus ojos asomarse una pena.  


         Si por amor se perdona todo,porque amar es perdonar...Es aceptar,pero nada de ello es suficiente cuando no eres correspondido.Entonces hay dolor,pero hay mentiras que tocan y acarician tu piel y te hacen creer que es amor cuando sólo es falsedad,una trampa en el que un corazón ingenuo suele creer,pese a perder su propio ser.Mi padre al hablar de desamor decia "Hija cuando a uno no lo quieren,como dice la palabra de Dios,sacude la tierra de tus sandalias y sigue adelante..."  Pero a veces....Cuando te enamoras con el alma,va el timón a la deriva....Mas yo sigo diciéndote AMA,EL AMOR ES  ALEGRÍA,FELICIDAD EN LOZANÍA...NO LO DUDES...JAMÁS...!!


LA NACION

Me lo decía la lluvia
que su ser sólo traería
inundaciones de penas
y derrames de agonía.
                                                               
Mas el alma le quería
ansiosa y enamorada
no escuchaba las razones
de una mente iluminada.

Me lo decían las flores
la primavera, el abril
los caminos y sus cauces
vaticinaban el fin.

Mas era tan grande amor
de esos que encienden el alma
de un romántico candor
de tormenta y suave calma.

También las musas venían
¡en sueños y alegorías…!!!
pero cuando el corazón se pierde…
va el timón a la deriva.

Y lo decía su mirada
que no ocultaba el adiós
los sollozos en mi almohada
y el sabor de su traición.


Y así  las ninfas llegaron
presurosas a advertir
que mis anhelos amados
pronto habrían de sucumbir.

También lo decía el sol
empeñado en apartarme
mas ni una entera nación…
habría logrado salvarme.

Con el alma le quería
el alma, de amor, perdida.










lunes, 27 de mayo de 2013

TENGO TU AMOR

      A medida que la mala relación con mi esposo se acentuaba, más requería de la fuerza de la amistad de mi amigo. Nos veíamos casi a diario. Él inventaba exceso de trabajo y …a mi verdugo no le interesaba lo que hiciera en mis horas libres, en tanto la casa estuviera brillante como una taza de porcelana y mi cheque llegara a sus manos, ni siquiera me preguntaba donde pasaba mis tardes…yo… justificaba su indiferencia pensando

ME AMA Y ES POR ESO QUE CONFIA EN MI.

      Mi fiel y leal amigo estaba al pendiente de todo lo que se relacionara con mi vida, ofreciéndome su apoyo incondicional…
Dios… qué  habría sido de mí sin él.
      No podía hablar con mis padres, decirles que todo este tiempo les había mentido y que el esposo perfecto no existía, aún no estaba preparada para aceptar mi fracaso y romperles el corazón descubriendo mi farsa, aún no.
   Esa tarde mi amigo me había dicho al teléfono que me tenía una sorpresa y visiblemente emocionada lo saludé mientras subía a su auto. A medida que nos alejábamos de la ciudad empezaba, como una niña que sale por primera vez a bombardearlo con preguntas…
-¿A dónde vamos? Sabes que no podemos ausentarnos por muchas horas… ¿no estamos ya muy lejos…falta mucho para llegar?
-Ya lo verás -me decía con esa sonrisa que calmaba mis ansias y desvelos.
       Y una hora después llegamos a una casa a las afueras de la ciudad.
-Le faltan algunos arreglos pero anda pasa…-me animaba lleno de entusiasmo-Será nuestro nuevo lugar, no podemos arriesgarnos a que la loca de mi mujer llegue a la oficina y con su dichosa escopeta nos mandé al cielo…porque ahí estaremos, pero aún no.  Además con los problemas que tienes con tu verdugo, quiero darte un juego de llaves, tómalas, sé que no lo dejarás, no en este momento, pero y si un día te echa a la calle…no podrás ir con tus padres…lo sé. Si eso sucede, quiero que tengas donde estar.
     Tomé las llaves al tiempo que una tibieza envolvía mi alma, sollozando mientras una punzada de dolor me partía el corazón… me abrasé  a él, que enjugaba con sus manos mis  lágrimas, de dolor por el desamor que me consumía y de felicidad…de lo afortunada que era, al contar con su amistad.
-¿Por qué no puede amarme?- Le había preguntado sofocada por el dolor- ¿Qué necesito hacer para que suceda? Pensarás que no tengo dignidad…
-No, corazón, pienso que es tan fácil amarte… nunca dudes de lo que eres y lo que vales…Pero no estamos aquí para hablar de él…solo quiero que sepas que…

NO IMPORTAN LOS PROBLEMAS, NI LO INFELICES QUE PODAMOS SER, LO QUE HALLAMOS SUFRIDO O PERDIDO, AL FINAL DEL DIA, SABEMOS QUE NOS TENEMOS…Y ESTOS MOMENTOS LO COMPENSAN TODO…QUE TÚ ME TIENES Y YO…TE TENGO A TI


TENGO TU AMOR

Tengo tu amor capturado
en un recuerdo de ayer
sentimiento del pasado
que le da fuerza a mí ser.

En una ilusa quimera
creo que estas a mi lado
que a tu ser enamorado
mi cuerpo y alma se entregan.

Tengo tu amor tan presente
que no lo toca el olvido
porque reinan en mi mente
cada instante que vivimos.

Tengo tu amor capturado
en un recuerdo de ayer
sentimiento del pasado
¡que le da fuerza a mi ser!

Autora: María del Socorro Duarte Hernández





miércoles, 22 de mayo de 2013

Y PENSAR


     Elegir el poema que voy a compartir contigo no es nada sencillo, porque ello implica  un momento vivido, una parte de mi vida…una hoja celosamente resguardada en mi poemario, el cual ha sido mi cómplice  y confidente…
     Son sentimientos encontrados, porque por un lado evocan los recuerdos,algunos que creía olvidados, pero también me gusta enviarte mis poemas, me esmero buscando una imagen que se acerque a  lo que quiero transmitir y me pregunto varias veces si te gustará…
      Cuando ya he elegido el poema, dos críticos lo leen y me dan su opinión y finalmente deciden si debo enviártelo…la mayoría de las veces me han aprobado las elecciones.
   Quizás sea mi incurable romanticismo, pero quería que  supieras lo importante que eres para mí. Eres más que un +1…eres alguien que comprende mi corazón y que al igual que yo ama la poesía.   GRACIAS POR SER TÚ

Y PENSAR…

Y pensar que tu ser
me motiva a buscar las ilusiones
al sentir tu querer
se me olvidan pasadas decepciones.

Y pensar que tu ser
es culpable de toda mi alegría
que persiga esperanzas por la vida,
sin desfallecer.

Y pensar que tu ser
tan sublime, tan lleno de ternura
desvanece en mi amor toda amargura
oh…divino querer.

Y pensar que tu ser
es el sol en mis nublados días
y pensar que tu ser,
desconoce la fuerza que prodiga en mí, tan solo con su fe.

Autora: María del Socorro Duarte Hernández






                      

lunes, 20 de mayo de 2013

GITANO


   Y mí mañana como casi todas mis mañanas… perfectas. El desayuno recién hecho, una mesa  adorable, el café listo, los portafolios listos para el trabajo.
Mi abuela decía que amar era dar el todo, anteponer la felicidad del otro antes que la propia, que el verdadero amor no sabía de egoísmos. Cuando  me contaba lo mucho que ella y mi abuelo se habían amado y lo felices que habían sido, en mi interior  anhelaba tener una felicidad si no igual al menos parecida…amaba a mi esposo y quería verlo feliz aunque eso implicara aceptar sus desprecios, infidelidades…y desamor. Repitiendo para mis adentros…

             “El verdadero amor lo perdona todo”

Esa mañana mientras desayunábamos a mi mente había llegado la imagen de mi entrañable amigo y sus comicidades, de manera instantánea se me había  escapado una sonrisa, detectada de inmediato por mi amado esposo.   Y como si no tuviera derecho a un poco de felicidad sin su permiso me había tomado del brazo lastimándome…”ESTO ES PARA TI UN DESAYUNO?...PORQUE EN LUGAR DE MANDARTE A ESTUDIAR TU MADRE NO TE ENSEÑÓ A COCINAR…”  entonces empujó el comedor  tan fuerte que caí al piso por el impacto y el dolor, casi inmediatamente sentí sus brazos seguido por  el drástico cambio en su actitud …
“cariño, perdóname…sabes que te amo, pero…me desesperas, aunque sé que debo tenerte paciencia…perdóname”
       Apenas podía levantarme, no sólo por el golpe sino por la impresión, estaba asustada… Mi verdugo me levantaba, pidiéndome perdón con la mirada de un niño en sus verdes ojos, susurrándome al oído, diciéndome lo paciente que era conmigo…lo mucho que me amaba y…yo… así lo creía.

 GITANO      (poema musicalizado)
Porqué te conocí
Gitano hasta morir
Mi vida te ofrecí
Pensando solo en ti.

Pero eres todo un enigma
Cual  la muerte
Lo que te di jamás lo entenderás
Gitano al fin sabes  leer la suerte
Pero en amor te falla.

Porque me enamoré
Sabiéndote tan cruel
Un corazón infiel
Que no sabe querer.

Pero eres todo un enigma
Cual la muerte
Lo que te di jamás lo entenderás
Gitano al fin sabes leer la suerte
Pero en amor te falla.

Autora: María del Socorro Duarte Hernández


  

sábado, 18 de mayo de 2013

ANHELOS

Sabes? Este corazón ha perdido varias batallas...pero aún no han logrado  arrebatarle sus sueños, esperanzas y  anhelos,creo que el trabajar con ángeles me ha ayudado bastante,para mi no hay nada más bello y gratificante que la risa de un niño...Son la mejor medicina para corazones heridos...Al menos a mi si me han curado...Y salvado en muchas formas,cultivando mis sueños... abrigando mis anhelos.Este poema que hoy te envío es de cuando aspiraba al encuentro con el amor verdadero,quizás bastante sencillo...pero uno de mis favoritos...

ANHELOS

Quiero un amor imperecedero
pero no tan fugaz y lejano como el primero
más bien eterno.

Yo quiero un amor sincero ¡lo anhelo! 
pero que no me agobie con delirantes celos
y quiera borrar de mi alma sentimientos viejos.

Un amor profundo como el que sintió Antonio
con la pasión escondida de Sor Juana
la sensibilidad filosófica de Nervo
y la inocencia a los seis años de mi hermana.

Un amor luminoso, tan candente su fuego,
que no me diga “Te quiero”
pero que su nobleza ilumine mi cielo.
Así lo quiero.

Autora: María del Socorro Duarte Hernández























miércoles, 15 de mayo de 2013

LAS HORAS


      Aunque yo vivía una relación parecida a la de mi amigo, el desamor total, de alguna manera me parecía cómico todo lo que hacía para que su esposa no descubriera nuestra amistad, porque según él no lo comprendería. Por eso o por la escopeta que la mujer guardaba en el closet, esperando nomas un solo motivo para usarla.

-Tengo la sospecha de que me sigue-me había dicho mi amigo aquella tarde
-¿que tendría de malo que sepa de nuestra amistad? Le había preguntado. Entonces con su natural comicidad me había respondido…Descubrirá enseguida lo mucho que te amo…y nos matará a ambos…
 
 -Así que  por eso es todo esto- le había dicho al ver el cartel de feliz cumpleaños, los paquetes de globos y los peluches.   
-Si corazón, si llega...Le diré “Mi amor, siempre te quejas de mi falta de romance y de no recordar tu cumpleaños .Estoy preparándote una fiesta sorpresa... ah mira ella es mi amiga María”   En ese momento tu sonreirás dulcemente, no, no tanto y la saludarás de beso sorprendiéndola
O amansándola pensé
-En serio…  ¿No crees que eso te funcione, verdad?
-Claro-me había dicho con sobrado optimismo- De modo que sobre la mesa de su oficina siempre que llegábamos sacaba el cartel de cumpleaños, los globos, todo preparado por si su celosa esposa llegaba sorpresivamente.
      Pasábamos largas horas platicando, de nuestros verdugos, del trabajo, de nuestros sueños, nuestras tristezas, de la vida y la muerte…la reencarnación, del más allá…siempre terminábamos con el tema de los grandes amores…y de nuestra amistad, la cual era sublime, superior a cualquier amor, que trascendería más allá de la muerte.
         Continuamente me repetía, siempre contarás conmigo, nunca, nunca dudes de que esté contigo.
        El trabajo, la pluma y el papel y esas grandiosas horas con mi amigo hacían más llevadera mi vida, era un luminoso  rayo de sol en medio de un  día nublado.
       Mi amigo era en una bella alegoría el caballero que junto con mi alma recogía  los trozos de mi corazón…Que con su brillante espada me protegía acompañando mi sendero, un sendero lleno de espinas y algunas bellas…muy bellas pero venenosas rosas, cuyo néctar adormecía mi conciencia y mi sentir.

LAS HORAS

Me parece demasiado lento
el caminar de las horas y del tiempo
espero intranquila,
se vaya la noche y regrese el día.

Quisiera ¡oh, quiero tantas cosas!
hacer venir veranos ya gastados
para borrar aquellos malos pasos;
¡que vuelvan las horas que compartí contigo!
y se lleven los aires ¡ tantos anhelos perdidos!

Horas… tan lentas, tan presurosas
esclavizan al ser con sus andadas,
y al riguroso orden de las cosas
lo pierden, lo someten y lo acosan.

Horas, días y meses
forman el eslabón de la existencia,
la muerte en sus lunetas se divierte
y el destino se juega en unas horas.

Horas, días y meses
ramas de árbol que eternamente
nace, mueren y florecen.

Autora: María del Socorro Duarte Hernández.

“Siempre he creído que hay momentos en que la palabra GRACIAS no es suficiente luego entonces pienso… te daré lo que soy, lo que  dicta mi alma, de lo que está hecho mi corazón y entonces decido regalarte mi poesía.”


LAS HORAS


      Aunque yo vivía una relación parecida a la de mi amigo, el desamor total, de alguna manera me parecía cómico todo lo que hacía para que su esposa no descubriera nuestra amistad, porque según él no lo comprendería. Por eso o por la escopeta que la mujer guardaba en el clóset, esperando nomas un solo motivo para usarla.

-Tengo la sospecha de que me sigue-me había dicho mi amigo aquella tarde
-¿que tendría de malo que sepa de nuestra amistad? Le había preguntado. Entonces con su natural comicidad me había dicho…Descubrirá enseguida lo mucho que te amo…y nos matará a ambos…
 
 -Así que  por eso es todo esto- le había dicho al ver el cartel de feliz cumpleaños, los paquetes de globos y los peluches.   
-Si corazón, si llega...Le diré “Mi amor, siempre te quejas de mi falta de romance y de no recordar tu cumpleaños .Estoy preparándote una fiesta sorpresa... ah mira ella es mi amiga María”   En ese momento tu sonreirás dulcemente, no, no tanto y la saludarás de beso sorprendiéndola
O amansándola pensé
-En serio…  ¿No crees que eso te funcione, verdad?
-Claro-me había dicho con sobrado optimismo- De modo que sobre la mesa de su oficina siempre que llegábamos sacaba el cartel de cumpleaños, los globos, todo preparado por si su celosa esposa llegaba sorpresivamente.
      Pasábamos largas horas platicando, de nuestros verdugos, del trabajo, de nuestros sueños, nuestras tristezas, de la vida y la muerte…la reencarnación, del más allá…siempre terminábamos con el tema de los grandes amores…y de nuestra amistad, la cual era sublime, superior a cualquier amor, que trascendería más allá de la muerte.
         Continuamente me repetía, siempre contarás conmigo, nunca, nunca dudes de que esté contigo.
        El trabajo, la pluma y el papel y esas grandiosas horas con mi amigo hacían más llevadera mi vida, era un luminoso  rayo de sol en medio de mis   días  nublados.
       Mi amigo era en una bella alegoría el caballero que junto con mi alma recogía  los trozos de mi corazón…Que con su brillante espada me protegía acompañando mi sendero, un sendero lleno de espinas y algunas bellas…muy bellas pero venenosas rosas, cuyo néctar adormecía mi conciencia y mi sentir.

LAS HORAS

Me parece demasiado lento
el caminar de las horas y del tiempo
espero intranquila,
se vaya la noche y regrese el día.

Quisiera ¡oh, quiero tantas cosas!
hacer venir veranos ya gastados
para borrar aquellos malos pasos;
¡que vuelvan las horas que compartí contigo!
y se lleven los aires ¡ tantos anhelos perdidos!

Horas… tan lentas, tan presurosas
esclavizan al ser con sus andadas,
y al riguroso orden de las cosas
lo pierden, lo someten y lo acosan.

Horas, días y meses
forman el eslabón de la existencia,
la muerte en sus lunetas se divierte
y el destino se juega en unas horas.

Horas, días y meses
ramas de árbol que eternamente
nace, mueren y florecen.

Autora: María del Socorro Duarte Hernández.

“Siempre he creído que hay momentos en que la palabra GRACIAS no es suficiente luego entonces pienso… te daré lo que soy, lo que  dicta mi alma, algo de lo que está hecho mi corazón y entonces decido regalarte mi poesía.”


jueves, 9 de mayo de 2013

MADRE QUERIDA


     ¿Sabes? Escribir sobre mi madre no es nada sencillo, me invaden los recuerdos, un nudo cierra mi garganta…luego las continuas pausas, en las que no sé por dónde empezar. Lo que siente mi corazón al hacerlo es una profunda admiración, imaginarla abandonada por el hombre que decía amarla y encima regresar a casa de su madre no sólo derrotada sino con una bebé en brazos, ante la mirada desaprobatoria de mis tíos…En ese tiempo no existía el tacto, y las cosas se decían tal cual, nadie se preocupaba por futuros traumas así que a mi madre no se detuvieron para decirle  “Te lo dije” … “Y en que vas a trabajar?  porque ahora tienes una boca más  que nadie te va a mantener “                
Como quiero a mi  madre

     Desde mi nacimiento hasta los 6 años mi madre luchó sola por salir adelante, trabajaba en casa como nana, debido a sus conocimientos médicos naturales los matrimonios que la contrataban estaban encantados porque los niños eran cuidados con esmero, la realidad? cuando mi madre llegaba a sentirlos mal, rápidamente a escondidas los curaba con sus remedios, así que los nenes crecían sanos y …poco se enfermaban…también cocía ajeno, hacía manualidades y vendía perfumes … nacida con el don de la curación pudo haber hecho mucho dinero sin embargo las curaciones que hacía no las cobraba pero…la providencia no la desamparaba. Trabajaba muy duro para que a su nena no le faltara su lata de leche y…su vestidito nuevo cada domingo…
         De mi papá…discúlpame que de él no te hable. Pero si puedo hablarte de mi padre, el que no me dio la vida, pero me amó tanto que ahorita  mismo  lágrimas  de felicidad y agradecimiento nublan mis ojos mientras te escribo…Quiso a mi madre desde la primera vez que la vio y...él…él nunca nos dejó. Él y mi madre me han hecho lo que soy, una mujer sencilla e idealista, a la que hay días que tan sólo  la sonrisa de un niño le basta…para ser feliz.
          Hoy, en el día de las madres…mamá, Gracias, por darme el regalo de la vida… Porque me enseñaste a amar las rosas pero también el dolor de sus espinas…

MADRE QUERIDA (poema musicalizado)
Hoy más que nunca
Quiero agradecerte tu bondad
Hoy más que nunca
Quiero agradecerte tu lealtad.

Madre querida…
En este canto te venero
Porque en la vida
No encontraré, un cariño tan sincero.

Madre, madre querida
De interminable amor
Mi amiga consentida
Que no teme al dolor.

Madre, madre querida
Constante en su fe
Promesa convertida
En cuna de mi ser.

Autora: María del Socorro Duarte Hernández
Escrito a mi madre pero dedicado con honores a todas las madres solteras que con valentía son madre y padre para sus hij@s...  HASTA LA VICTORIA…!!!!


  

martes, 7 de mayo de 2013

ES TU AMOR


        Sabes?  El mundo es tan caótico a veces…veo a mi alrededor tantas injusticias, el hombre lleno de soberbia y la  guerra aun latente en algunos lugares de la tierra, sin embargo, Dios en su perfección, sabiendo de las sombras que parecen surgir de la nada te llena de fe y esperanza con la más sublime de sus obras…el milagro del amor…  mientras  un ángel abrigándote con sus alas te da  la inspiración, entonces, a través de una pintura, un poema, una canción alimentas tu espíritu y por si eso no fuera suficiente, te regala la sonrisa de un niño, es entonces cuando sabes que no todo está perdido, tu alma se erige victoriosa y aprendes que quizás no puedas apartar esa nube gris que está envolviéndote, pero sabes?  Aprendes a vivir bajo de ella y a seguir agradeciendo por ese rayo de luz .desde donde puedes, vivir, reír, soñar y esperar un  milagro…

ES TU AMOR

Es tu amor tan divino
como mágica luz
que alumbró mi camino
y me libró de una cruz.

Es tu amor la alegría
la pureza de un alma
que se unió a la mía
una tarde alborada.

Es tu amor la pasión
que me lleva a sentir lo inexplicable
y te vuelve a ese ser inolvidable,
lo que busco en mis noches de ilusión.

Distinguido es tu amor
de variados reflejos
un diamante a lo lejos
que me envía su fulgor.

Autora :María del Socorro Duarte Hernández